Aspectos psicológicos para mejorar la calidad de vida


Afortunadamente el cáncer es superado cada día por más y más pacientes, convirtiéndose progresivamente en una enfermedad crónica y en muchos casos curable. Sin embargo, es cierto que la población en general sigue sintiendo miedo a esta enfermedad. Desde la primera sospecha de que el paciente tiene hasta el último tratamiento administrado se debe dar apoyo psicológico al paciente y sus familiares en los siguientes aspectos:

  • La aceptación de la enfermedad: Se debe comprender la enfermedad, el tratamiento y sus posibles efectos adversos. Es el paciente el que debe decidir hasta qué punto compromete su calidad de vida a favor de uno u otro tratamiento.
  • El papel de la familia y los cuidadores: No sólo el paciente debe recibir asistencia psicológica. Sus familiares y cuidadores deben saber cuidar del paciente y de sí mismos en todos los sentidos.
  • El control del sufrimiento y el dolor: El sufrimiento que sentimos habitualmente tiene un componente físico relacionado con el dolor, pero el entorno puede incrementar este sentimiento tan perjudicial para la calidad de vida. El tratamiento psicológico puede ayudarle a sentirse mejor.
  • El alivio de los trastornos cognitivos y del sueño: A menudo el estrés derivado del tratamiento y de las presiones socioculturales en torno al paciente oncológico puede provocar cambios en su conducta, ansiedad, depresión o trastornos del sueño. El psicólogo podrá ayudar al paciente a resolver estos problemas mejorando su calidad de vida.
  • El valor terapéutico de la sonrisa: La mejor forma de afrontar una enfermedad es con optimismo que junto con el afán de superación puede ser la mejor herramienta del paciente para ganar su batalla contra el cáncer.


Fuente: Sociedad Española de Oncología Médica
 


Creado: Miércoles, 03 octubre 2018

INFOcáncer 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS