Cuidadores


Tal vez se dé cuenta que su ser querido está molesto, callado y retraído, o simplemente triste. Trate de apoyarle y escucharle. Si no está listo para hablar, no trate de forzarlo, tal vez necesite algo de tiempo para organizar sus pensamientos antes de poder hablar con usted. Si siente que no habla con usted porque no quiere que se sienta mal, asegúrese de hacerle saber que usted está dispuesto a dialogar, incluso sobre temas difíciles.
No obstante, es posible que usted y su ser querido quieran acordar algunos límites sobre lo que se espera de usted como cuidador y de él o ella como paciente. Por ejemplo:
  • Determine las tareas que el paciente puede hacer solo. Permita que su ser querido haga tanto como él o ella pueda.
  • El paciente debe sentirse bien compartiendo sus pensamientos y sentimientos con usted, aunque usted también puede animarle a hablar sobre otras cosas que no sean su enfermedad.
  • No trate de ocultar las malas noticias o información desagradable en un esfuerzo para proteger los sentimientos de su ser querido. Esto puede causar desconfianza y resentimiento. Permita que el paciente tome tantas decisiones como pueda.

Las reacciones emocionales más comunes de los pacientes son la ansiedad y la depresión, sin embargo pueden presentarse una gran cantidad de sentimientos; estas son reacciones normales ante la nueva y difícil situación; es posible que no desaparezcan por completo, pero la familia y amigos pueden contribuir a disminuirlas. Su familiar enfermo necesitará que:

lo comprenda y escuche, para lograrlo debe estar disponible y atento; cuando escuche es importante no olvidar que en la comunicación de sus gestos y posturas puede expresar un sinnúmero de sentimientos y actitudes. Por ello, mírelo a la cara y/o a los ojos mientras esté hablando; acompáñelo con expresiones faciales que reflejen que está usted entendiendo y permanezca a poca distancia del enfermo durante su conversación.

Mientras escucha también es importante que realice pequeños resúmenes de las cosas que su familiar o amigo le expresa,haciendo hincapié en los aspectos más importantes, esto le dará al paciente la garantía de que usted le está prestando atención. No se distraiga mientras le está hablando y no lo interrumpa en ningún momento, a menos que surja una duda sobre ese tema o tenga algún comentario importante que hacer. Si su paciente se encuentra en una situación de llanto, lo más recomendable es quedarse a su lado si él no le ha pedido lo contrario, escuche todo lo que le quiera decir, evite interrumpir el llanto y apóyele con el contacto físico.

Desde luego su familiar también espera ser comprendido, evite emitir juicios que le pudieran hacer sentir culpable; es importante que si no quiere hablar sobre sus sentimientos o enfermedad, aunque usted piense que eso puede ayudarle a sentirse mejor, respete su decisión.

 


Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer 

http://www.cancer.org/espanol/servicios/cuidadoresdelasalud/para-las-personas-encargadas-de-pacientes-con-cancer


Creado: Miércoles, 03 octubre 2018

INFOcáncer 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS