Tipos de Cáncer > Cáncer de Riñón > Tratamiento: Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. La radiación externa dirige la radiación desde fuera del cuerpo hacia el cáncer. Es muy similar a tomar una radiografía, pero la radiación es más intensa. El procedimiento en sí no es doloroso.

Los cánceres de riñón no son muy sensibles a la radiación.

La radioterapia se puede usar para tratar el cáncer de riñón si el estado general de la salud de la persona es muy desfavorable como para someterse a una cirugía.

Para los pacientes que se someten a una cirugía, no se recomienda rutinariamente el uso de radioterapia antes o después de la extirpación del cáncer porque algunos estudios no han mostrado que ayude a las personas a vivir por más tiempo.

La radioterapia se usa con más frecuencia para paliar, o aliviar, síntomas del cáncer de riñón como el dolor, el sangrado o los problemas causados por la propagación del cáncer (especialmente a los huesos o al cerebro).

Un tipo especial de radioterapia conocida como radiocirugía estereotáctica algunas veces se puede utilizar para tumores aislados que se han propagado al cerebro. En realidad, este procedimiento no conlleva cirugía. Existen dos técnicas principales para la radiocirugía estereotáctica, aunque todas ellas usan el mismo principio de dirigir con precisión la radiación. En una técnica, se enfocan varios rayos de radiación en altas dosis al tumor por varios ángulos, ya sea durante algunos minutos o hasta horas. La segunda técnica utiliza un acelerador lineal móvil que es controlado por una computadora (un acelerador lineal es una máquina que produce rayos X). En lugar de administrar muchos haces a la vez, el acelerador lineal se mueve alrededor del paciente para administrar la radiación al tumor desde ángulos diferentes. En cualquier método, la cabeza del paciente se mantiene en la misma posición mediante la colocación de un marco rígido. Este tipo de tratamiento también se puede usar para áreas de propagación del cáncer fuera del cerebro. Cuando se usa para tratar el cáncer en otro lugar, se llamaradioterapia estereotáctica corporal.

Los efectos secundarios de la radioterapia pueden incluir cambios leves en la piel (similares a la quemadura por el sol), pérdida de pelo, náusea, diarrea o cansancio. A menudo éstos desaparecen después de un corto periodo de tiempo. La radiación también puede ocasionar que los efectos secundarios a raíz de otros tratamientos empeoren. La radioterapia dirigida al área del tórax puede causar daño a los pulmones y causar dificultad para respirar. Los efectos secundarios de la radiación al cerebro por lo general se tornan más graves después de uno o 2 años después del tratamiento, y pueden incluir dolores de cabeza y dificultad para pensar.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerderinon/guiadetallada/cancer-de-rinon-en-adulto-carcinoma-de-celulas-renales-treating-radiation

Fecha de actualización: 18/Septiembre/2013

Fecha de modificación: 30/Agosto/2017


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Premian a la UNAM por demostrar efectividad de fármaco contra el cáncer en linfoma cutáneo
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica concedió el Premio Canifarma 2017 al estudio concebido por Alfonso Dueñas González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, que demostró que fármaco Transkrip, originalmente desarrollado para combatir el cáncer cervicouterino, también funciona contra el linfoma cutáneo de células T. Leer más

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.