Tipos de Cáncer > Cáncer Cervicouterino > Tratamiento: Quimioterapia

Quimioterapia para cáncer de cuello uterino

La quimioterapia sistémica (quimio) usa medicamentos contra el cáncer que se inyectan en una vena o se administran por la boca. Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y pueden llegar a todas las áreas del cuerpo, lo que hace que este tratamiento sea muy útil para eliminar las células cancerosas en la mayoría de las partes del cuerpo. A menudo, la quimioterapia se administra en ciclos, de manera que cada período de tratamiento va seguido de un período de recuperación.

¿Cuándo se usa la quimioterapia?

La quimioterapia se puede recomendar en algunas situaciones.

Como parte del tratamiento principal: para algunas etapas del cáncer de cuello uterino, el tratamiento preferido es la radiación y la quimioterapia administradas en conjunto (quimiorradiación concurrente). La quimioterapia ayuda a que la radiación sea más eficaz. Las opciones de quimiorradiación concurrente incluyen:

  • El cisplatino se administra semanalmente durante la radiación. Este medicamento se administra por una vena (IV) alrededor de cuatro horas antes de la cita para recibir la radiación.
  • Cisplatino junto con 5-fluorouracilo (5-FU) cada 4 semanas durante la radiación.

Algunas veces la quimioterapia se administra (sin radiación) antes y/o después de la quimioradiación.

Para tratar el cáncer de cuello uterino que ha regresado después del tratamiento o que se ha propagado: la quimioterapia también se puede emplear para tratar cánceres que se han propagado a otros órgano s y tejidos. También puede ser útil cuando el cáncer regresa después del tratamiento con quimioradiación.

Los medicamentos que se utilizan con más frecuencia para tratar el cáncer de cuello uterino avanzado incluyen:

  • Cisplatino
  • Carboplatino
  • Paclitaxel (Taxol®)
  • Topotecán
  • Gemcitabina (Gemzar®)

A menudo se utilizan combinaciones de estos medicamentos.

También se pueden usar algunos otros medicamentos, tal como docetaxel (Taxotere®), ifosfamida (Ifex®), y 5-fluorouracilo (5-FU), irinotecán (Camptosar®, CPT-11), y mitomicina.

El medicamento dirigido bevacizumab (Avastin®) se puede agregar a la quimio.

Para más información consulte Administracion de la quimioterapia

Efectos secundarios

Los medicamentos utilizados en la quimioterapia destruyen las células cancerosas pero también dañan algunas células normales, lo que puede resultar en ciertos efectos secundarios. Los efectos secundarios dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como del período de tiempo durante el cual se administran. Algunos efectos secundarios comunes de la quimioterapia pueden incluir:

· Náuseas y vómitos

· Pérdida del apetito

· Caída del cabello

· Úlceras en la boca

· Cansancio (fatiga)

Como la quimioterapia puede dañar las células que producen sangre en la médula ósea, los recuentos de células sanguíneas pueden bajar. Esto puede producir:

· Aumento en la probabilidad de infecciones (debido a la escasez de glóbulos blancos).

· Pérdida de sangre o hematomas después de cortaduras o lesiones menores (debido a la escasez de plaquetas).

· Dificultad para respirar (por la disminución de los niveles de glóbulos rojos).

Para más información consulte la sección Efectos Secundarios de la Quimioterapia

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdecuellouterino/guiadetallada/cancer-de-cuello-uterino-treating-chemotherapy

Fecha de actualización: 14/Abril/2016

MÁS INFORMACIÓN

Preguntas sobre quimiopterapia más frecuentes

Nutrición

Control de problemas de la alimentación causados por quimioterapia


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Científicos revelan la relación entre el metabolismo celular y la propagación del cáncer
La clave está en la fabricación de estos macrófagos más propensos a "robar" azúcar de las células que forman los vasos sanguíneos del tumor. Como resultado, estos vasos sanguíneos se estructurarán más fuertemente, lo que puede evitar que las células de cáncer se propaguen a otros órganos, como detallan los investigadores en un artículo publicado en 'Cell Metabolism'. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable disminuye la velocidad de progresión de algunos tipos de cáncer ya existentes.