Tipos de Cáncer > Leucemia Linfocítica Crónica > Tratamiento: Anticuerpos Monoclonales

Los anticuerpos monoclonales son versiones sintéticas de las proteínas del sistema inmune (anticuerpos) que están diseñados para atacar un objetivo específico (en este caso, proteínas que se encuentran en la superficie de las células cancerosas). Estos medicamentos pueden ayudar a que el sistema inmune de una persona reaccione y destruya las células cancerosas.

Rituximab

El rituximab (Rituxan) es un anticuerpo monoclonal que se dirige contra el antígeno CD20, que se encuentra en la superficie de los linfocitos B. Se usa principalmente para tratar ciertas clases de linfoma no Hodgkin, pero también se ha convertido en uno de los tratamientos principales para la Leucemia Linfocítica Crónica. Se usa más frecuentemente junto con quimioterapia, ya sea como parte del tratamiento inicial o como parte de un régimen de segunda opción, aunque también se puede emplear solo.

El rituximab se administra por inyección en la vena (IV) usualmente una vez a la semana. También se puede administrar una vez al mes o cada varios meses. Los efectos secundarios frecuentes por lo general son leves, pero pudieran incluir escalofríos, fiebre, náusea, erupciones en la piel, cansancio y dolores de cabeza. En raras ocasiones, se presentan efectos secundarios más graves durante las infusiones (mientras se administra el medicamento), como dificultad para respirar y baja presión sanguínea. Aun cuando ocurran estos síntomas durante la primera infusión de rituximab, resulta muy poco inusual que recurran con las dosis siguientes. El rituximab puede ocasionar que infecciones con hepatitis B que estaban en un estado pasivo (inactivo) se activen nuevamente, causando algunas veces graves problemas hepáticos o incluso la muerte. Por esta razón, los médicos pueden ordenar análisis de sangre para determinar si hay signos de una previa infección con hepatitis antes de que usted comience a recibir este medicamento. Este medicamento también puede aumentar el riesgo de una persona de contraer ciertas infecciones meses después de suspender el medicamento.

En pocos casos de pacientes con cuentas muy altas de glóbulos blancos, el medicamento puede causar una afección denominada síndrome de lisis tumoral. Esto ocurre cuando el medicamento destruye las células tumorales tan rápidamente que el cuerpo tiene problemas para eliminar los productos de descomposición de las células muertas. Por lo general, este síndrome sólo se observa durante el primer ciclo de tratamiento.

Alemtuzumab

El alemtuzumab (Campath®) es un anticuerpo monoclonal que se dirige contra el antígeno CD52, que se encuentra en la superficie de las células de la Leucemia Linfocítica Crónica y de muchos linfocitos T. Se usa principalmente en pacientes con Leucemia Linfocítica Crónica que ya no responden a los tratamientos de quimioterapia convencional, aunque se puede usar en una etapa más temprana de esta enfermedad. Es posible que sea especialmente útil en casos de Leucemia Linfocítica Crónica con deleción del cromosoma 17 que frecuentemente son resistentes a los tratamientos convencionales, aunque no parece funcionar bien si el paciente tiene ganglios linfáticos grandes (2 pulgadas de diámetro o más).

El alemtuzumab se administra por inyección en la vena (IV) usualmente varias veces a la semana. En algunos estudios, se ha administrando como una inyección debajo de la piel (subcutáneamente), aunque administrarla de esta manera no ha sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. Los efectos secundarios más comunes son fiebre, escalofríos, náuseas y erupciones dérmicas durante la inyección aunque estos efectos parecen ser menos problemáticos con la administración subcutánea. Además puede causar bajos recuentos de glóbulos blancos, lo que aumenta el riesgo de infecciones bacterianas y virales graves. Los antibióticos y medicamentos antivirales se administran para ayudar a proteger al paciente contra algunas de estas infecciones, aunque sigue habiendo un riesgo de infecciones graves e incluso infecciones que constituyen una amenaza para la vida también puede ocasionar cuentas bajas de glóbulos rojos y de plaquetas.

Ofatumumab

El ofatumumab (Arzerra®) es otro anticuerpo monoclonal dirigido al antígeno CD20. Se usa principalmente en pacientes con Leucemia Linfocítica Crónica que ya no responden a los otros tratamientos como la quimioterapia o al tratamiento con alemtuzumab.

El ofatumumab se administra por vía intravenosa (inyección en una vena) durante varias horas. El curso de administración estándar es de una vez a la semana durante ocho semanas, seguido de una vez al mes durante cuatro meses. Las reacciones a la infusión, incluyen fiebre, escalofríos, náusea, inflamación, cambios en la presión arterial e irritaciones cutáneas son comunes durante la infusión, por lo que se administran medicamentos con antelación para tratar de aminorar los riesgos. Este medicamento puede aumentar el riesgo de contraer infecciones en una persona. Otros efectos secundarios son menos comunes, pero potencialmente graves incluyendo un recuento bajo de plaquetas (que conlleva un aumento de riesgo de hemorragia) y bloqueo (obstrucción) de los intestinos.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/leucemialinfociticacronica/guiadetallada/leucemialinfociticacronicatreatingmonoclonalantibodies

Fecha de actualización: 11/Junio/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Humo de tabaco es más dañino que el escape de automóviles: especialista
El humo de un cigarro contiene más contaminantes que el escape de un auto y en tal virtud es hasta diez veces más dañino, afirmó el presidente del Consejo Mexicano Contra el Tabaquismo, Juan Zinser Sierra. Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si realizas actividad física de forma habitual.