Tipos de Cáncer > Cáncer de Pulmón (Células no pequeñas) > Tratamiento Quimioterapia

La quimioterapia (quimio) consiste en tratamiento con medicamentos contra el cáncer que se inyectan en una vena o que se administran por vía oral. Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y van por todo el cuerpo, lo que hace este tratamiento útil para el cáncer que se ha propagado a órgano s distantes (que han hecho metástasis). Dependiendo de la etapa del cáncer de pulmón, la quimioterapia puede ser útil en diferentes situaciones:

  • La quimioterapia (algunas veces junto con radioterapia) se puede utilizar para reducir el tamaño de un tumor antes de la cirugía. A esto se le conoce como terapia neoadyuvante.
  • La quimioterapia (algunas veces junto con radioterapia) se puede administrar después de la cirugía para tratar de destruir cualquier cáncer que pudo haber quedado. A esto se le conoce como terapia adyuvante.
  • La quimioterapia se puede administrar como tratamiento primario (algunas veces junto con radioterapia) para los cánceres más avanzados o para algunas personas que no son lo suficientemente saludables como para someterse a cirugía.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con un período de tratamiento (usualmente de 1 a 3 días) seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Sin embargo, algunos medicamentos de quimio se administran cada día. Los ciclos de quimioterapia por lo general duran alrededor de 3 a 4 semanas, y el tratamiento conlleva típicamente de cuatro a seis ciclos. A menudo, la quimioterapia no se recomienda en pacientes que están en mal estado de salud, aunque la edad avanzada en sí no es una barrera para recibir quimioterapia.

Con más frecuencia, la quimioterapia para el cáncer de pulmón utiliza una combinación de dos medicamentos de quimioterapia. Los estudios han demostrado que agregar un tercer medicamento de quimioterapia no es de gran beneficio y probablemente cause más efectos secundarios. Algunas veces se usa un sólo medicamento de quimio para las personas que no pudieran tolerar bien una combinación de quimioterapia, tal como las personas en mal estado de salud o en edad avanzada.

Los medicamentos de quimioterapia que se usan con más frecuencia para el cáncer de pulmón no microcítico son:

  • Cisplatino.
  • Carboplatino.
  • Paclitaxel (Taxol®).
  • Paclitaxel basado en albúmina (nab-paclitaxel, Abraxane®).
  • Docetaxel (Taxotere®).
  • Gemcitabina (Gemzar®).
  • Vinorelbina (Navelbine®).
  • Irinotecán (Camptosar®, CPT-11).
  • Etopósido (VP-16®).
  • Vinblastina.
  • Pemetrexed (Alimta®).

A veces se usa una combinación que incluye cisplatino o carboplatino más otro medicamento. Algunas veces, se pueden usar combinaciones de medicamentos que causan efectos secundarios menos graves, tal como gemcitabina con vinorelbina o paclitaxel.

Para las personas con cánceres de pulmón avanzados que reúnen cierto criterio, también se pueden agregar medicamentos de terapia dirigida tal como bevacizumab (Avastin®) o cetuximab (Erbitux®) al tratamiento inicial.

Si el tratamiento de quimioterapia inicial para el cáncer de pulmón avanzado ya no surte efecto, el médico puede recomendar tratamiento de segunda línea con un solo medicamento como docetaxel o pemetrexed. Otra opción sería la terapia dirigida de erlotinib (Tarceva®). La edad avanzada no es una barrera para recibir estos medicamentos mientras la persona esté en buen estado de salud general.

Algunos médicos pueden recomendar un tratamiento de segunda línea con un solo medicamento de quimioterapia o dirigido, incluso en personas que han tenido una buena respuesta a la quimioterapia inicial. Lo que se intenta es tratar de evitar que el cáncer de pulmón crezca o regrese por tanto tiempo como sea posible con la esperanza de ayudar a los pacientes a vivir por más tiempo. Este concepto, conocido como terapia de mantenimiento, aún está bajo estudio, ya que todavía no está claro si los posibles beneficios superan los riesgos y los efectos secundarios.

Posibles efectos secundarios

Los medicamentos de quimioterapia funcionan al atacar las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son propensas a verse afectadas por la quimioterapia, lo cual ocasiona ciertos efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como de la duración del tiempo que se administran. Algunos efectos secundarios comunes incluyen:

  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Falta de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Bajos recuentos sanguíneos.

La quimioterapia puede afectar las células productoras de sangre de la médula ósea, lo que causa un recuento bajo de células sanguíneas. Esto puede ocasionar:

  • Aumento de la probabilidad de infecciones (debido a los bajos niveles de glóbulos blancos).
  • Tendencia a presentar moretones o presentar sangrados fácilmente (a causa de bajos niveles de plaquetas).
  • Cansancio (por bajos recuentos de glóbulos rojos).

Estos efectos secundarios suelen ser a corto plazo y desaparecen después de finalizado el tratamiento. Muchas veces hay métodos para aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, existen medicamentos que se pueden administrar para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos.

Algunos medicamentos tales como cisplatino, vinorelbina, docetaxel o paclitaxel pueden dañar los nervios. Esto en ocasiones puede derivar en síntomas (principalmente en los pies y las manos) como dolor, ardor, hormigueo, sensibilidad al frío o al calor, y debilidad. A esto se le llama neuropatía periférica. En la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen una vez finalice el tratamiento, pero en algunas personas pueden durar mucho más tiempo.

Usted debe informar al equipo de atención médica sobre éste o cualquier otro efecto secundario que tenga mientras recibe la quimioterapia para que puedan ser tratados con prontitud. Es posible que en algunos casos, las dosis de quimioterapia necesiten ser reducidas o que el tratamiento necesite ser retrasado o suspendido para prevenir que los efectos empeoren.

Fuente: Asociacion Americana del cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepulmonnomicrociticoelulasno/guiadetallada/cancer-de-pulmon-no-microcitico-celulas-no-pequenas-treating-chemotherapy

Fecha de actualización: 24/Abril/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Las sobrevivientes de cáncer de mama a largo plazo tienen una buena calidad de vida
Gracias a los mejores tratamientos y pruebas de diagnóstico, las mujeres viven mucho más tiempo que antes después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama. Los médicos se preguntaban si la calidad de vida de las mujeres sobrevivientes a largo plazo (10 años o más después del diagnóstico) era diferente de la de mujeres similares sin diagnóstico. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable previene las recaídas y mejora las posibilidades de curación después del tratamiento.