Tratamientos > Hormonoterapia > Tratamiento con esteroides

Los esteroides son sustancias que se encuentran naturalmente. En el tratamiento de los tumores cerebrales se utilizan esteroides para reducir la inflamación del cerebro, o el edema cerebral, causado algunas veces por el tumor o su tratamiento. Los esteroides que se administran a pacientes con tumores cerebrales son corticosteroides, hormonas producidas por las glándulas suprarrenales. No son lo mismo que los esteroides anabólicos usados por los atletas para aumentar la masa muscular.

La dexametasona (Decadron™) y la prednisona son fármacos corticosteroides. Estos esteroides pueden mejorar temporalmente los síntomas neurológicos. Como los esteroides son hormonas, su uso a largo plazo requiere un atento control.

¿Cuándo se administran esteroides?

Se pueden recetar esteroides cuando se diagnostica una masa cerebral, en torno al momento de una cirugía o radiación o con quimioterapia. Los esteroides se utilizan para controlar los síntomas a corto plazo, aunque en ocasiones se pueden continuar por un período de semanas a meses.

También se usan esteroides por otros motivos. Los esteroides pueden mejorar el apetito, evitar las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia, reducir el dolor y evitar reacciones alérgicas a algunos tratamientos oncológicos.

¿Se usan esteroides para el tratamiento de células tumorales?

En el caso de la mayoría de los tumores cerebrales, no se recetan esteroides para destruir células cancerosas. Una excepción es el linfoma que afecta al cerebro o a la médula espinal (linfoma primario del sistema nervioso central). Si se sospecha este tipo de tumor, generalmente los esteroides no se usan hasta después de confirmado el diagnóstico mediante biopsia. Tenga en cuenta que incluso en los casos de linfoma, los esteroides no son una cura a largo plazo para este tumor.

¿Cómo se toman los esteroides?

Gen eralmente los esteroides se administran por vía intravenosa (IV) o por boca (vía oral). Puede que pasen de 24 a 48 horas antes de que comience a ver los efectos del medicamento, pero a menudo el cambio es notorio.

Para proteger el estómago, tome los esteroides con comida o leche. Su médico podría también recetarle un medicamento para proteger más su estómago.

Al igual que con todos los medicamentos, el objetivo es usar la dosis más baja y efectiva del medicamento.

Cuando su médico considere que ya no necesita esteroides, le dará instrucciones para que deje de tomar el fármaco lentamente. No deje de tomar los esteroides en forma abrupta. Una reducción gradual de la dosis de esteroides le permite a su organismo comenzar a producir nuevamente sus propios esteroides. Esta reducción gradual evita un problema conocido como crisis suprarrenal. Disminuir los niveles de esteroides demasiado rápido también puede causar un aumento rebote de la inflamación.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los esteroides pueden causar una amplia gama de efectos no deseados. Los efectos secundarios más comunes incluyen mayor apetito, aumento de peso, aumento de los niveles de azúcar en la sangre (especialmente si tiene diabetes), problemas gastrointestinales, micción frecuente, insomnio y cambios de humor, debilidad muscular, susceptibilidad a las infecciones, neumonía, adelgazamiento de la piel y acné. Los esteroides pueden interactuar con otros medicamentos, ya sea aumentando o disminuyendo sus niveles en la sangre, lo que puede alterar su eficacia. Pueden ocurrir otros efectos secundarios más graves, aunque son menos comunes.

Los beneficios del uso de esteroides casi siempre superan a los potenciales efectos secundarios. Si tiene preguntas sobre el equilibrio entre riesgos y beneficios, hable con su médico.

MANEJO DE EFECTOS SECUNDARIOS COMUNES

Aumento de peso y aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

Los esteroides aumentan el apetito y a menudo causan aumento de peso. También pueden causar la redistribución de la grasa en un patrón inusual: mejillas hinchadas o una pequeña joroba en la parte superior de la espalda. La grasa se redistribuye más en el abdomen y menos en las extremidades. Las estrías también son comunes.

  • Los esteroides causan un aumento de peso gradual. Si aumenta más de 1 o 3 kilogramos en una semana, llame a su médico. Un gran aumento de peso repentino puede ser una señal de problemas médicos que deben ser informados a su equipo de atención médica.
  • Pídale a su médico una recomendación para un dietista profesional registrado con experiencia en el tratamiento de pacientes oncológicos. Un plan de alimentación saludable puede retrasar el aumento de peso y proporcionar los nutrientes importantes para su cura.
  • El ejercicio puede reducir al mínimo el aumento de peso provocado por los esteroides.
  • Los esteroides pueden afectar su nivel de azúcar en la sangre, especialmente si es usted diabético. Algunos pacientes necesitan medicamentos para ayudar a controlar niveles elevados de azúcar en la sangre. Si experimenta un aumento de sed y micción, póngase en contacto con su médico ya que esto puede ser una señal de niveles elevados de azúcar en la sangre.

Por último, es importante que se mantenga adecuadamente hidratado. Mantenga sus riñones e intestinos en buena forma bebiendo entre seis y ocho vasos de líquido sin cafeína por día

Problemas gastrointestinales.

Los esteroides pueden causar irritación estomacal o sangrado en los intestinos.

  • Tome sus medicamentos con comida, leche o un antiácido que le recete su médico.
  • Llame a su médico si tiene dolor en el abdomen, fiebre, está estreñido o si ve sangre en sus heces.
  • Evite el uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (Advil™/ Motrin™/ibuprofeno o Aleve™/naproxeno) y aspirina a menos que su médico se lo indique.

Insomnio y cambios de humor.

Los trastornos del sueño son un efecto secundario muy común.

  • Pregúntele a su médico si se puede ajustar su dosis para que tome más medicamento en la mañana y menos después de la cena. (No haga este cambio por su cuenta).
  • Los hábitos de sueño saludables pueden ser de ayuda. Entre ellos se incluye, evitar la luz brillante en las horas de la noche, evitar la cafeína en las tardes y las noches, establecer una rutina regular a la noche e irse a acostar sistemáticamente a la misma hora.
  • Se le pueden recetar medicamentos para ayudarlo a dormir.
  • También se sabe que los esteroides provocan cambios en el humor, incluyendo depresión, cambios de estado de ánimo, irritabilidad o, excepcionalmente, psicosis.
  • Informe a su médico cómo se está sintiendo. Hay medicamentos que pueden aliviar algunos de estos síntomas y pueden ser particularmente útiles si debe recibir terapia de esteroides por un largo período de tiempo.

Debilidad muscular.

A veces los esteroides pueden causar debilidad en los músculos de las piernas, los brazos, el cuello y el pecho. El síntoma más común de atrofia muscular progresiva debido a los esteroides es la dificultad para levantarse de una silla o del inodoro o dificultad para subir escaleras. Si se ven afectados los músculos del pecho, puede experimentar dificultad para respirar profundamente.

  • El ejercicio es importante para mantener los músculos tan fuertes como sea posible.
  • Pregunte a su médico sobre ejercicios que puedan ayudarlo a fortalecer los músculos, o pídale que lo derive a fisioterapia.
  • Informe a su médico sobre cualquier dolor muscular o articular que sienta.

Infecciones

Los esteroides pueden afectar la capacidad de su organismo de combatir infecciones y pueden ocultar el inicio de una infección en su organismo.

  • Manténgase alerta a cualquier cosa que no parezca adecuada, especialmente si tiene fiebre, escalofríos o dolores en el cuerpo. Un aumento de la temperatura puede ser el primer o único signo de que algo no está del todo bien.
  • Observe su lengua y el interior de su boca cada vez que se cepille los dientes; las personas que toman esteroides son especialmente propensas a infecciones por levaduras, o aftas, en la boca. Si nota una capa blanca gruesa sobre la lengua o manchas blancas en el paladar y en la parte posterior de la garganta, infórmelo a su enfermera o médico.
  • Algunas personas son propensas a desarrollar determinados tipos de neumonía después de haber recibido esteroides por un período prolongado. Su médico puede decidir administrarle un antibiótico por este motivo.
  • Tenga presente cumplir con todas las precauciones de salud usadas por las personas que tienen un mayor riesgo de contraer infecciones. Lave cuidadosamente todas las frutas y verduras frescas. Lávese las manos con frecuencia. Cocine la carne roja y de ave hasta que esté bien cocida. Use guantes adecuados cuando trabaje en el jardín. Evite las aglomeraciones.

LLAME A SU MÉDICO SI ...

  • Tiene fiebre (temperatura de más de 37.8 °C), incluso si por lo demás se siente bien.
  • Ve sangre en sus heces.
  • Tiene dolor de estómago.
  • Tiene un aumento de peso de más de 3 kilos en una semana.
  • Desarrolla una erupción o llagas en la boca.
  • Está bebiendo y orinando mucho.
  • Se cae con frecuencia.

Fuente: American Brain Tumor Association http://www.abta.org/resources/spanish-language-publications/esteroides.pdf

Fecha de actualización: 12/Diciembre/2014

Tratamientos > Hormonoterapia > Tratamiento con esteroides

Tratamientos > Hormonoterapia > Tratamiento con esteroides

Los esteroides son sustancias que se encuentran naturalmente. En el tratamiento de los tumores cerebrales se utilizan esteroides para reducir la inflamación del cerebro, o el edema cerebral, causado algunas veces por el tumor o su tratamiento. Los esteroides que se administran a pacientes con tumores cerebrales son corticosteroides, hormonas producidas por las glándulas suprarrenales. No son lo mismo que los esteroides anabólicos usados por los atletas para aumentar la masa muscular.

La dexametasona (Decadron™) y la prednisona son fármacos corticosteroides. Estos esteroides pueden mejorar temporalmente los síntomas neurológicos. Como los esteroides son hormonas, su uso a largo plazo requiere un atento control.

¿Cuándo se administran esteroides?

Se pueden recetar esteroides cuando se diagnostica una masa cerebral, en torno al momento de una cirugía o radiación o con quimioterapia. Los esteroides se utilizan para controlar los síntomas a corto plazo, aunque en ocasiones se pueden continuar por un período de semanas a meses.

También se usan esteroides por otros motivos. Los esteroides pueden mejorar el apetito, evitar las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia, reducir el dolor y evitar reacciones alérgicas a algunos tratamientos oncológicos.

¿Se usan esteroides para el tratamiento de células tumorales?

En el caso de la mayoría de los tumores cerebrales, no se recetan esteroides para destruir células cancerosas. Una excepción es el linfoma que afecta al cerebro o a la médula espinal (linfoma primario del sistema nervioso central). Si se sospecha este tipo de tumor, generalmente los esteroides no se usan hasta después de confirmado el diagnóstico mediante biopsia. Tenga en cuenta que incluso en los casos de linfoma, los esteroides no son una cura a largo plazo para este tumor.

¿Cómo se toman los esteroides?

Gen eralmente los esteroides se administran por vía intravenosa (IV) o por boca (vía oral). Puede que pasen de 24 a 48 horas antes de que comience a ver los efectos del medicamento, pero a menudo el cambio es notorio.

Para proteger el estómago, tome los esteroides con comida o leche. Su médico podría también recetarle un medicamento para proteger más su estómago.

Al igual que con todos los medicamentos, el objetivo es usar la dosis más baja y efectiva del medicamento.

Cuando su médico considere que ya no necesita esteroides, le dará instrucciones para que deje de tomar el fármaco lentamente. No deje de tomar los esteroides en forma abrupta. Una reducción gradual de la dosis de esteroides le permite a su organismo comenzar a producir nuevamente sus propios esteroides. Esta reducción gradual evita un problema conocido como crisis suprarrenal. Disminuir los niveles de esteroides demasiado rápido también puede causar un aumento rebote de la inflamación.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los esteroides pueden causar una amplia gama de efectos no deseados. Los efectos secundarios más comunes incluyen mayor apetito, aumento de peso, aumento de los niveles de azúcar en la sangre (especialmente si tiene diabetes), problemas gastrointestinales, micción frecuente, insomnio y cambios de humor, debilidad muscular, susceptibilidad a las infecciones, neumonía, adelgazamiento de la piel y acné. Los esteroides pueden interactuar con otros medicamentos, ya sea aumentando o disminuyendo sus niveles en la sangre, lo que puede alterar su eficacia. Pueden ocurrir otros efectos secundarios más graves, aunque son menos comunes.

Los beneficios del uso de esteroides casi siempre superan a los potenciales efectos secundarios. Si tiene preguntas sobre el equilibrio entre riesgos y beneficios, hable con su médico.

MANEJO DE EFECTOS SECUNDARIOS COMUNES

Aumento de peso y aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

Los esteroides aumentan el apetito y a menudo causan aumento de peso. También pueden causar la redistribución de la grasa en un patrón inusual: mejillas hinchadas o una pequeña joroba en la parte superior de la espalda. La grasa se redistribuye más en el abdomen y menos en las extremidades. Las estrías también son comunes.

  • Los esteroides causan un aumento de peso gradual. Si aumenta más de 1 o 3 kilogramos en una semana, llame a su médico. Un gran aumento de peso repentino puede ser una señal de problemas médicos que deben ser informados a su equipo de atención médica.
  • Pídale a su médico una recomendación para un dietista profesional registrado con experiencia en el tratamiento de pacientes oncológicos. Un plan de alimentación saludable puede retrasar el aumento de peso y proporcionar los nutrientes importantes para su cura.
  • El ejercicio puede reducir al mínimo el aumento de peso provocado por los esteroides.
  • Los esteroides pueden afectar su nivel de azúcar en la sangre, especialmente si es usted diabético. Algunos pacientes necesitan medicamentos para ayudar a controlar niveles elevados de azúcar en la sangre. Si experimenta un aumento de sed y micción, póngase en contacto con su médico ya que esto puede ser una señal de niveles elevados de azúcar en la sangre.

Por último, es importante que se mantenga adecuadamente hidratado. Mantenga sus riñones e intestinos en buena forma bebiendo entre seis y ocho vasos de líquido sin cafeína por día

Problemas gastrointestinales.

Los esteroides pueden causar irritación estomacal o sangrado en los intestinos.

  • Tome sus medicamentos con comida, leche o un antiácido que le recete su médico.
  • Llame a su médico si tiene dolor en el abdomen, fiebre, está estreñido o si ve sangre en sus heces.
  • Evite el uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (Advil™/ Motrin™/ibuprofeno o Aleve™/naproxeno) y aspirina a menos que su médico se lo indique.

Insomnio y cambios de humor.

Los trastornos del sueño son un efecto secundario muy común.

  • Pregúntele a su médico si se puede ajustar su dosis para que tome más medicamento en la mañana y menos después de la cena. (No haga este cambio por su cuenta).
  • Los hábitos de sueño saludables pueden ser de ayuda. Entre ellos se incluye, evitar la luz brillante en las horas de la noche, evitar la cafeína en las tardes y las noches, establecer una rutina regular a la noche e irse a acostar sistemáticamente a la misma hora.
  • Se le pueden recetar medicamentos para ayudarlo a dormir.
  • También se sabe que los esteroides provocan cambios en el humor, incluyendo depresión, cambios de estado de ánimo, irritabilidad o, excepcionalmente, psicosis.
  • Informe a su médico cómo se está sintiendo. Hay medicamentos que pueden aliviar algunos de estos síntomas y pueden ser particularmente útiles si debe recibir terapia de esteroides por un largo período de tiempo.

Debilidad muscular.

A veces los esteroides pueden causar debilidad en los músculos de las piernas, los brazos, el cuello y el pecho. El síntoma más común de atrofia muscular progresiva debido a los esteroides es la dificultad para levantarse de una silla o del inodoro o dificultad para subir escaleras. Si se ven afectados los músculos del pecho, puede experimentar dificultad para respirar profundamente.

  • El ejercicio es importante para mantener los músculos tan fuertes como sea posible.
  • Pregunte a su médico sobre ejercicios que puedan ayudarlo a fortalecer los músculos, o pídale que lo derive a fisioterapia.
  • Informe a su médico sobre cualquier dolor muscular o articular que sienta.

Infecciones

Los esteroides pueden afectar la capacidad de su organismo de combatir infecciones y pueden ocultar el inicio de una infección en su organismo.

  • Manténgase alerta a cualquier cosa que no parezca adecuada, especialmente si tiene fiebre, escalofríos o dolores en el cuerpo. Un aumento de la temperatura puede ser el primer o único signo de que algo no está del todo bien.
  • Observe su lengua y el interior de su boca cada vez que se cepille los dientes; las personas que toman esteroides son especialmente propensas a infecciones por levaduras, o aftas, en la boca. Si nota una capa blanca gruesa sobre la lengua o manchas blancas en el paladar y en la parte posterior de la garganta, infórmelo a su enfermera o médico.
  • Algunas personas son propensas a desarrollar determinados tipos de neumonía después de haber recibido esteroides por un período prolongado. Su médico puede decidir administrarle un antibiótico por este motivo.
  • Tenga presente cumplir con todas las precauciones de salud usadas por las personas que tienen un mayor riesgo de contraer infecciones. Lave cuidadosamente todas las frutas y verduras frescas. Lávese las manos con frecuencia. Cocine la carne roja y de ave hasta que esté bien cocida. Use guantes adecuados cuando trabaje en el jardín. Evite las aglomeraciones.

LLAME A SU MÉDICO SI ...

  • Tiene fiebre (temperatura de más de 37.8 °C), incluso si por lo demás se siente bien.
  • Ve sangre en sus heces.
  • Tiene dolor de estómago.
  • Tiene un aumento de peso de más de 3 kilos en una semana.
  • Desarrolla una erupción o llagas en la boca.
  • Está bebiendo y orinando mucho.
  • Se cae con frecuencia.

Fuente: American Brain Tumor Association http://www.abta.org/resources/spanish-language-publications/esteroides.pdf

Fecha de actualización: 12/Diciembre/2014

Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Las sobrevivientes de cáncer de mama a largo plazo tienen una buena calidad de vida
Gracias a los mejores tratamientos y pruebas de diagnóstico, las mujeres viven mucho más tiempo que antes después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama. Los médicos se preguntaban si la calidad de vida de las mujeres sobrevivientes a largo plazo (10 años o más después del diagnóstico) era diferente de la de mujeres similares sin diagnóstico. Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si llevas una dieta saludable.