Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Dermatólogos urgen alentar el uso de bloqueador solar ante incremento de radiación
Lo que la gente debe recordar es que el daño se acumula, advierte y que al final, aquellas ampollas de las quemaduras solares de la juventud... Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable disminuye la velocidad de progresión de algunos tipos de cáncer ya existentes.

Emociones y Cáncer > La importancia del apoyo psicológico en este proceso > Terapia psicodinámica

Pone su foco en la interpretación subjetiva de la realidad física y emocional que vive la persona y en la puesta en marcha de mecanismos defensivos funcionales a un Yo capaz de regular las demandas externas y las internas.

Se trata de instrumentar una Terapia de Apoyo y Expresión que facilite el compromiso con el paciente para trabajar por su cuidado y calidad de vida. A través de la escucha, la persona va expresando sus quejas, sufrimientos, frustraciones, miedos, que tienen que ver con lo más peculiar de él y con sus vivencias.

No hay que callar la queja del paciente sino trabajar a partir de ella, y ofrecer un espacio para su expresión y elaboración. La queja del enfermo encubre una parte de su historia que lo posiciona de determinada manera frente al cáncer.

Se facilita la apertura a un espacio discursivo diferente, a través de la palabra y la contención emocional, la historización de la enfermedad en la vida del paciente, la exploración de sus fantasías, deseos, sueños, etc. con el fin de fomentar un posicionamiento activo frente a lo real de la enfermedad.

Los objetivos en el tratamiento con pacientes oncológicos podemos resumirlos en:

  • Prevenir y reducir la intensidad de la ansiedad para hacerla más operativa y manejable.
  • Ayudar al paciente a convivir con la enfermedad.
  • Favorecer el proceso de adaptación a la misma y a los avatares de su “nueva realidad”.
  • Maximizar en lo posible la autonomía del paciente.
  • Reforzar sus mecanismos de defensa más adaptativos y apuntalar su autoestima.

Respecto al encuadre, se trabaja con un formato “cara a cara”, la frecuencia de las sesiones es flexible, según la situación del paciente. La duración dependerá de la necesidad y disponibilidad del paciente. Se trabaja como terapia breve con objetivos limitados y con posibilidad de profundización. Se apoya en el establecimiento de la alianza terapéutica, trabajando fundamentalmente con material consciente y preconsciente atendiendo especialmente los sentimientos de transferencia y contratransferencia.

Fuentes: Revista Clínica Contemporánea, del Colegio Oficial de los Psicólogos de Madrid

Fecha de actualización: 28/Agosto/2015

Emociones y Cáncer > La importancia del apoyo psicológico en este proceso > Terapia psicodinámica

Emociones y Cáncer > La importancia del apoyo psicológico en este proceso > Terapia psicodinámica

Pone su foco en la interpretación subjetiva de la realidad física y emocional que vive la persona y en la puesta en marcha de mecanismos defensivos funcionales a un Yo capaz de regular las demandas externas y las internas.

Se trata de instrumentar una Terapia de Apoyo y Expresión que facilite el compromiso con el paciente para trabajar por su cuidado y calidad de vida. A través de la escucha, la persona va expresando sus quejas, sufrimientos, frustraciones, miedos, que tienen que ver con lo más peculiar de él y con sus vivencias.

No hay que callar la queja del paciente sino trabajar a partir de ella, y ofrecer un espacio para su expresión y elaboración. La queja del enfermo encubre una parte de su historia que lo posiciona de determinada manera frente al cáncer.

Se facilita la apertura a un espacio discursivo diferente, a través de la palabra y la contención emocional, la historización de la enfermedad en la vida del paciente, la exploración de sus fantasías, deseos, sueños, etc. con el fin de fomentar un posicionamiento activo frente a lo real de la enfermedad.

Los objetivos en el tratamiento con pacientes oncológicos podemos resumirlos en:

  • Prevenir y reducir la intensidad de la ansiedad para hacerla más operativa y manejable.
  • Ayudar al paciente a convivir con la enfermedad.
  • Favorecer el proceso de adaptación a la misma y a los avatares de su “nueva realidad”.
  • Maximizar en lo posible la autonomía del paciente.
  • Reforzar sus mecanismos de defensa más adaptativos y apuntalar su autoestima.

Respecto al encuadre, se trabaja con un formato “cara a cara”, la frecuencia de las sesiones es flexible, según la situación del paciente. La duración dependerá de la necesidad y disponibilidad del paciente. Se trabaja como terapia breve con objetivos limitados y con posibilidad de profundización. Se apoya en el establecimiento de la alianza terapéutica, trabajando fundamentalmente con material consciente y preconsciente atendiendo especialmente los sentimientos de transferencia y contratransferencia.

Fuentes: Revista Clínica Contemporánea, del Colegio Oficial de los Psicólogos de Madrid

Fecha de actualización: 28/Agosto/2015

Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?