Tipos de Cáncer > Cáncer de Pulmón (Células no pequeñas) > Signos y síntomas

La mayoría de los cánceres de pulmón no se encuentran sino hasta que comienzan a causar síntomas. Los síntomas pueden sugerir que una persona tiene cáncer de pulmón, pero el diagnóstico real se hace al observar las células del pulmón con un microscopio.

La mayoría de los cánceres de pulmón no causan ningún síntoma sino hasta que se han propagado demasiado para poder curarse, pero en algunas personas con cáncer de pulmón se presentan síntomas en etapas tempranas. Si acude al médico cuando comienza a notar los síntomas, es posible que el cáncer se diagnostique en una etapa temprana cuando es más probable que el tratamiento sea más eficaz. Los síntomas más comunes del cáncer de pulmón son:

  • Una tos que no desaparece o que empeora.
  • Dolor en el pecho que a menudo empeora cuando respira profundamente, tose o se ríe.
  • Ronquera.
  • Pérdida de peso y pérdida de apetito.
  • Tos con sangre o esputo (saliva o flema) del color del metal oxidado.
  • Dificultad respiratoria.
  • Cansancio o debilidad.
  • Infecciones como bronquitis y neumonía que no desaparecen o que siguen recurriendo.
  • Nuevo silbido de pecho.

Cuando el cáncer de pulmón se propaga a órgano s distantes, puede causar:

  • Dolor en los huesos (como dolor en la espalda o las caderas).
  • Cambios neurológicos (como dolor de cabeza, debilidad o adormecimiento de un brazo o pierna, mareos, problemas con el equilibrio o convulsiones).
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos).
  • Protuberancias cerca de la superficie del cuerpo, debido a la propagación del cáncer hacia la piel o hacia los ganglios linfáticos (acumulación de células del sistema inmunológico) en el cuello o arriba de la clavícula.

Resulta más probable que la mayoría de los síntomas presentados anteriormente se deban a afecciones que no sean cáncer de pulmón. No obstante, si tiene cualquiera de estos problemas, es importante que consulte con su médico de inmediato para que se pueda determinar la causa y recibir tratamiento de ser necesario.

Algunos cánceres de pulmón pueden causar un grupo de síntomas específicos que a menudo son descritos como síndromes.

Síndrome de Horner

Los cánceres de la porción superior de los pulmones (algunas veces llamados tumores Pancoast) pueden dañar un nervio que pasa desde la parte superior del tórax hasta el cuello, lo que puede causar un dolor intenso de hombros. Algunas veces estos tumores también causan un grupo de síntomas llamados síndrome Horner:

  • Caída o debilidad de un párpado.
  • Pupila más pequeña (parte oscura en el centro del ojo) en el mismo ojo.
  • Transpiración reducida o ausente en el mismo lado de la cara.

Otras afecciones que no son cáncer de pulmón también pueden causar síndrome Horner.

Síndrome de la vena cava superior

La vena cava superior (VCS) es una vena grande que lleva sangre desde la cabeza y brazos de vuelta al corazón. Esta vena pasa cerca de la parte superior del pulmón derecho y de los ganglios linfáticos dentro del tórax. Los tumores en esta área pueden hacer presión en la vena cava superior, lo que puede causar que la sangre se retenga en las venas. Esto puede causar inflamación en el rostro, cuello, brazos y la parte superior del tórax (algunas veces con una coloración roja azulada de la piel). También puede causar dolores de cabeza, mareos y, si afecta el cerebro, un cambio en el conocimiento. Aunque el síndrome de la vena cava superior puede desarrollarse gradualmente con el pasar del tiempo, en algunos casos puede poner en peligro la vida, y requerir tratamiento inmediato.

Síndrome s paraneoplásicos

Algunos cánceres de pulmón pueden producir substancias similares a hormonas u otras sustancias que ingresan en el torrente sanguíneo y causan problemas en tejidos y órgano s distantes, aunque el cáncer no se haya propagado a esos tejidos u órgano s. Estos problemas se llaman síndromes paraneoplásicos. Algunas veces estos síndromes pueden ser los primeros síntomas de un cáncer de pulmón. Debido a que los síntomas afectan otros órgano s, los pacientes y sus médicos al principio pueden sospechar que otra enfermedad, y no el cáncer de pulmón, los están causando.

Algunos de los síndromes paraneoplásicos más comunes que pueden ser causados por el cáncer de pulmón no microcítico incluyen:

  • Altos niveles de calcio en la sangre (hipercalcemia), que causa incremento de la frecuencia urinaria, estreñimiento, náusea, vómito, debilidad, mareos, confusión y otros problemas del sistema nervioso.
  • Crecimiento excesivo de ciertos huesos, especialmente los de las puntas de los dedos, lo cual algunas veces puede ser doloroso.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Crecimiento excesivo de los senos en los hombres (ginecomastia).

Aunque resulta más probable que la mayoría de los síntomas presentados anteriormente se deban a afecciones que no sean cáncer de pulmón. No obstante, si tiene cualquiera de estos problemas, es importante que consulte con su médico de inmediato para que se pueda determinar la causa y recibir tratamiento de ser necesario.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepulmonnomicrociticocelulasno/guiadetallada/cancer-de-pulmon-no-microcitico-celulas-no-pequenas-early-diagnosis

Fecha de actualización: 24/Abril/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Tratamiento oportuno para reflujo reduce riesgo de cáncer esofágico
"Las complicaciones al no tratar este problema se deben a que el esófago tiene una mucosa que no está capacitada para soportar el ácido estomacal, cuando hay presencia constante de ácido en el esófago hay pérdida de tejido y puede darse lesiones de tipo canceroso". Leer más

¿Sabías que?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el alcohol puede aumentar el riesgo de cáncer de mama, de boca, esófago, intestino, e hígado.