Tratamientos > Reproducción y fertilidad después del cáncer > Radioterapia

Los tratamientos de radiación usan rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Estos rayos también pueden dañar los ovarios de la mujer.

Para una mujer que recibe radioterapia directamente en el abdomen o pelvis, la cantidad de radiación absorbida por los ovarios determinará si ella se vuelve infértil. Las dosis altas pueden destruir algunos o todos los óvulos en los ovarios y podrían causar infertilidad o una menopausia precoz.

Aunque la radiación no apunte directamente a los ovarios, los rayos pueden ir de un lado a otro dentro del cuerpo y aun así podrían dañarlos. Cuando la radiación es dirigida al interior de la vagina, los ovarios absorben una alta dosis de ésta.

Por otro lado, la radiación al útero puede causar cicatrización, lo cual restringe la flexibilidad y el flujo sanguíneo hacia el útero . Estos problemas pueden limitar el crecimiento y la expansión del útero durante el embarazo, y aumentar el riesgo de abortos espontáneos, bebés de bajo peso al nacer y nacimientos prematuros.

En ocasiones, la radiación al cerebro afecta la glándula pituitaria, esta glándula normalmente envía señales a los ovarios para producir hormonas, de modo que interferir con estas señales puede afectar la ovulación (liberación de óvulos por parte de los ovarios).

Es posible que usted sea fértil cuando comienza a recibir tratamientos con radiación, no obstante es importante que no quede embarazada hasta que finalice el tratamiento ya que se ha comprobado que la radiación puede causar daño al feto.

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer

Fecha de actualización: 20/Octubre/2015


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Premian a la UNAM por demostrar efectividad de fármaco contra el cáncer en linfoma cutáneo
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica concedió el Premio Canifarma 2017 al estudio concebido por Alfonso Dueñas González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, que demostró que fármaco Transkrip, originalmente desarrollado para combatir el cáncer cervicouterino, también funciona contra el linfoma cutáneo de células T. Leer más

¿Sabías que?

Hay fuertes indicios de que las grasas saturadas y el exceso de calorías añaden un riesgo para desarrollar cáncer.