Tratamientos > Cirugía > Qué esperar de la cirugía

Para muchas personas, la idea de una cirugía puede provocar miedo, pero saber qué es lo que puede esperar antes, durante y después de la cirugía ayuda a aliviar el temor.

Antes de la cirugía: un día después de su biopsia, usted podrá saber si tiene cáncer o no, pero la extensión de la enfermedad no se conocerá hasta después de la cirugía. Probablemente usted se reunirá con su cirujano varios días antes de la operación para hablar sobre lo que ocurrirá. Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que le otorga al médico el permiso para realizar la cirugía. Tómese el tiempo necesario y lea detenidamente el formulario para asegurarse de que entiende lo que está firmando. Este es un buen momento para hacer cualquier pregunta que usted pudiera tener.

Es posible que le pidan que done sangre antes, por si llegara a necesitar una transfusión durante la cirugía. Su doctor también le preguntará sobre los medicamentos, vitaminas o suplementos que está tomando. Puede ser que tenga que suspender algunos durante una semana o dos antes de la cirugía.

También se reunirá con el profesional de la salud que le aplicará la anestesia (medicamento para adormecerle y que no sienta dolor) durante su cirugía. El tipo de anestesia que se va a usar depende en gran medida de la clase de cirugía que se va a realizar y de sus antecedentes médicos.

Durante la cirugía:para la cirugía, es posible que se le ofrezca la opción de un procedimiento ambulatorio (usted va a su casa el mismo día) o que sea internada en el hospital. La anestesia general (usted está en un profundo sueño) se usa para la mayoría de las cirugías. Le colocarán una línea intravenosa (por lo general en una vena del brazo), la cual se usará para administrar los medicamentos que puedan requerirse durante la cirugía. Se le conectará a un equipo de electrocardiografía (EKG, por sus siglas en inglés) y se le colocará en el brazo un manguito para medir la presión sanguínea, a fin de poder supervisar el ritmo cardiaco y la presión sanguínea durante la cirugía.

El tiempo que durará la operación depende del tipo de cirugía que se llevará a cabo. Por ejemplo, una mastectomía con extracción de los ganglios linfáticos puede tomar de dos a tres horas.

Después de la cirugía: le llevarán a la sala de recuperación, en donde permanecerá hasta que despierte y su condición sea estable. La duración de su hospitalización depende del tipo de cirugía que usted tenga, su estado general de salud, si tiene otros problemas médicos, su condición durante la cirugía y cómo se sienta después de la cirugía. Usted y su doctor deberán decidir cuánto tiempo requerirá permanecer en el hospital, y no su compañía de seguro médico.

Como regla general, las mujeres que se someten a una mastectomía permanecen hospitalizadas durante una o dos noches y luego se van a casa. Sin embargo, es posible que algunas mujeres deban permanecer en el hospital por estadías breves hasta de 23 horas, antes de regresar a su hogar.

Las operaciones de menor grado como la cirugía de conservación del seno y la biopsia del ganglio centinela por lo general se hacen ambulatoriamente, es decir, no es necesario pasar la noche en el hospital.

Después de la cirugía se le colocará un vendaje sobre el área de la cirugía que se enrollará cómodamente alrededor de su pecho. También tendrá uno o más tubos (drenajes) desde el seno o del área de la axila para extraer el líquido que se acumula durante la recuperación. A usted le enseñarán cómo atender los drenajes. La mayoría de los drenajes permanece de una a dos semanas en el área. Una vez que el flujo haya disminuido aproximadamente a una onza (29 gramos) diaria, se retirará el drenaje.

La mayoría de los médicos recomendará que comience a mover el brazo poco tiempo después de la cirugía para evitar la rigidez del mismo. Muchas mujeres que se someten a la cirugía de conservación del seno o la mastectomía quedan sorprendidas del poco dolor que experimentan en el área del seno. Sin embargo, la experiencia es menos agradable con las sensaciones extrañas en el área de la axila (adormecimiento, punzadas/jalones).

Consulte con un miembro del equipo de atención médica sobre lo que debe hacer después de la cirugía para cuidarse a sí misma. Debería recibir instrucciones por escrito sobre lo siguiente:

  • Cómo cuidar la herida y el vendaje.
  • Cómo atender los drenajes.
  • Cómo ducharse y bañarse.
  • Cómo saber si tiene una infección.
  • Cuándo llamar al médico o a la enfermera.
  • Cuándo comenzar a usar el brazo y cómo hacer ejercicios con el brazo para evitar su rigidez.
  • Cuándo comenzar a usar sostenes nuevamente.
  • Cuándo y cómo colocarse una prótesis (forma) del seno.
  • Qué comer y qué no comer.
  • Qué medicamentos debe tomar (entre ellos, analgésicos y tal vez antibióticos).
  • Qué actividades debe o no realizar.
  • Qué sentimientos experimentará sobre su aspecto.
  • Cuándo acudir a su médico para una consulta de seguimiento.
  • Hablar con una voluntaria de recuperación a su alcance. Mediante este programa, una voluntaria especialmente capacitada que también ha padecido cáncer de seno puede proporcionar información, consuelo y apoyo.

La mayoría de las pacientes acude a su médico de 7 a 14 días después de la cirugía. El médico deberá explicarle los resultados de su informe patológico y ver si necesitará más tratamiento


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Tratamiento oportuno para reflujo reduce riesgo de cáncer esofágico
"Las complicaciones al no tratar este problema se deben a que el esófago tiene una mucosa que no está capacitada para soportar el ácido estomacal, cuando hay presencia constante de ácido en el esófago hay pérdida de tejido y puede darse lesiones de tipo canceroso". Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si llevas una dieta saludable.