31 DE MAYO DÍA MUNDIAL SIN TABACO Dejar de fumar 24 horas, disminuye el riesgo de sufrir un infarto cardiaco. Ver más
Llámanos al 01 800 22 62 371 ¡No estas sólo! Nosotros estamos aquí para orientarte Ver más

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Identifican dos proteínas cuya supresión podría curar varios tipos de cáncer, como la leucemia
* El estudio identifica un posible talón de Aquiles en los cánceres provocados por las proteínas quinasas. Se trata de un nódulo señalizador que actúa como una vía de paso común en células y que, al parecer, contribuye a generar células cancerosas tanto en la leucemia como en los tumores sólidos. Leer más

¿Sabías que?

Hay fuertes indicios de que las grasas saturadas y el exceso de calorías añaden un riesgo para desarrollar cáncer.

Más información

Cáncer en niños y jóvenes

El Seguro Popular

El Seguro Popular

¿Qué es el Seguro Popular?

El Sistema de Protección Social en Salud, mejor conocido como Seguro Popular, es el mecanismo por el cual el Estado garantizará el acceso efectivo, oportuno, de calidad, sin desembolso al momento de su utilización y sin discriminación a los servicios médico-quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios que satisfagan de manera integral las necesidades de salud, se establece a partir de 2004.

El Seguro Popular es una nueva forma de aseguramiento,fue creado para brindar protección financiera a la población no derechohabiente (es decir que no cuente con ningún otro tipo de seguro como IMSS, ISSSTE o PEMEX), mediante un esquema de aseguramiento de salud, público y voluntario, a través de la consolidación de recursos provenientes de diversas fuentes, a fin de financiar el costo de los servicios de salud para la población que lo requiera; estos servicios incluyen medicamentos, consultas y tratamientos.

Este seguro opera en clínicas de atención primaria, Hospitales Gen erales, Hospital de la Mujer e Institutos Nacionales de Salud en todo el país.

Su cobertura es restrictiva ya que cuenta con las siguientes limitantes: la edad, el sexo, además de que no cubre todas las enfermedades. En el caso del cáncer cubre los siguientes tipos:

Cáncer en menores de 18 años

  • Tumor es del sistema nervioso central: astrocitoma, meduloblastoma, neuroblastoma y ependinoma.
  • Tumor es renales: Tumor de Wilms.
  • Leucemia s: Leucemia linfoblástica aguda, leucemia mieloblástica aguda, leucemias crónicas y síndromes preleucémicos.
  • Tumor es hepáticos: Hepatoblastoma y hepatocarcinoma.
  • Cáncer cervicouterino: Tumor maligno del cuello del útero y carcinoma in situ del cuello del útero .
  • Cáncer de mama: Tumor maligno de mama.
  • Cáncer testicular: Seminoma y no seminoma.
  • Linfoma no Hodgkin: Folicular y difuso.
  • Cáncer de próstata: Tumor maligno de la próstata.
  • Tumor maligno de ovario (germinal): Tumor maligno del ovario.
  • Tumor maligno de colon y recto: Tumor maligno del colon, tumor maligno de la unión rectosigmoidea y tumor maligno del recto.

Cáncer en mayores de 18 años

  • Cáncer cervicouterino: Tumor maligno del cuello del útero y carcinoma in situ del cuello del útero .
  • Cáncer de mama: Tumor maligno de mama.
  • Cáncer testicular: Seminoma y no seminoma.
  • Cáncer de próstata: Tumor de la próstata.
  • Cáncer maligno de ovario: Tumor maligno del ovario.
  • Tumor maligno de colon y recto: Tumor maligno del colon, tumor maligno de la unión rectosigmoidea y tumor maligno del recto.

En materia de cobertura, los servicios de atención primaria, las prestaciones y los medicamentos se encuentran delimitados por listados del Catálogo Universal de Servicios de Salud (Causes) y que incluye, hasta principios de 2011, alrededor de 1,500 enfermedades.

Los servicios considerados de alto costo son financiados a través del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que son los que se derivan de tratamientos y medicamentos costosos debido a su grado de complejidad o especialidad y la baja frecuencia con que ocurren.

Requisitos

1. Residir en el territorio nacional.

2. No ser beneficiario de ninguna otra institución que brinde seguridad social (por ejemplo: IMSS, ISSSTE, PEMEX, SEDENA, SEMAR, etcétera).

3. Contar con la Clave Única de Registro de Población (CURP).

4. De ser el caso, cubrir la cuota familiar.

5. Ubicar su módulo.

6. Acudir a su Módulo de Afiliación y Orientación (MAO) más cercano.

Documentos necesarios

Presentar original y copia de los siguientes documentos:

1. Comprobante de domicilio reciente (no mayor a 3 meses).

2. CURP de cada uno de los integrantes de la familia, si no cuenta con ella presentar acta de nacimiento.

3. En el caso de recién nacidos, certificado de nacimiento.

4. Identificación oficial con fotografía, sólo de la persona que será titular.

5. Si es beneficiario de algún programa de apoyo o subsidio del Gobierno Federal, debe presentar un comprobante que le acredite como parte de alguna colectividad.

6. De ser el caso, comprobante de estudios de los integrantes de 18 a 25 años de edad.

A pesar de que la cobertura de servicios que ofrece el Seguro Popular es muy amplia y efectiva en materia de cáncer de la mujer, hacen falta esfuerzos para ampliar su difusión. Por esta razón la Coalición Mexicana para la Salud Mamaria (COMESAMA), desarrolló el Manual del Seguro Popular. Guía para la Atención del Cáncer de la Mujer, cuyo objetivo es brindar información útil a las mujeres mexicanas que enfrentan el reto que representa dicho padecimiento; puede consultarlo en el siguiente link: http://www.ulaccam.org/upfiles/ULACCAM-CIMAB-Manual-del-seguro-popular_1431439673_1432672687.pdf

Fuentes:

Secretaría de Salud, http://www.seguro-popular.gob.mx/

Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer , http://www.amlcc.org/

Fecha de actualización: 27 de abril de 2015

Derechos de los pacientes

Derechos de los pacientes

Cuando solicitamos los servicios de un médico, enfermera o profesional de la salud, le encomendamos nuestra salud y principalmente nuestra vida. Todos los pacientes tienen derechos, y es importante que los conozca para poder hacerlos valer adecuadamente. Si usted tiene alguna diferencia con su médico, enfermera ó personal de salud puede acudir a la CONAMED, que es la Comisión Nacional de Arbitraje Médico. Es una Institución Pública que ofrece medios alternos para la solución de controversias entre usuarios y prestadores de servicios médicos; promueve la prestación de servicios de calidad y contribuye con la seguridad de los pacientes.

Derechos de los pacientes

1. Recibir atención médica adecuada
El paciente tiene derecho a que la atención médica se le otorgue por personal preparado de acuerdo a las necesidades de su estado de salud y a las circunstancias en que se brinda la atención; así como a ser informado cuando requiera referencia a otro médico.

2. Recibir trato digno y respetuoso
El paciente tiene derecho a que el médico, la enfermera y el personal que le brinden atención médica, se identifiquen y le otorguen un trato digno, con respeto a sus convicciones personales y morales, principalmente las relacionadas con sus condiciones socioculturales, de género, de pudor y a su intimidad, cualquiera que sea el padecimiento que presente, y se haga extensivo a los familiares o acompañantes.

3. Recibir información suficiente, clara, oportuna y veraz
El paciente, o en su caso el responsable, tienen derecho a que el médico tratante les brinde información completa sobre el diagnóstico, pronóstico y tratamiento; se exprese siempre en forma clara y comprensible; se brinde con oportunidad con el fin de favorecer el conocimiento pleno del estado de salud del paciente y sea siempre veraz, ajustada a la realidad.

4. Decidir libremente sobre su atención
El paciente, o en su caso el responsable, tienen derecho a decidir con libertad, de manera personal y sin ninguna forma de presión, aceptar o rechazar cada procedimiento diagnóstico o terapéutico ofrecido, así como el uso de medidas extraordinarias de supervivencia en pacientes terminales.

5. Otorgar o no su consentimiento válidamente informado
El paciente, o en su caso el responsable, en los supuestos que así lo señale la normativa, tiene derecho a expresar su consentimiento, siempre por escrito, cuando acepte sujetarse con fines de diagnóstico o terapéuticos, a procedimientos que impliquen un riesgo, para lo cual deberá ser informado en forma amplia y completa en qué consisten, de los beneficios que se esperan, así como de las complicaciones o eventos negativos que pudieran presentarse a consecuencia del acto médico. Lo anterior incluye las situaciones en las cuales el paciente decida participar en estudios de investigación o en el caso de donación de órgano s.

6. Ser tratado con confidencialidad
El paciente tiene derecho a que toda la información que exprese a su médico, se maneje con estricta confidencialidad y no se divulgue más que con la autorización expresa de su parte, incluso la que derive de un estudio de investigación al cual se haya sujetado de manera voluntaria; lo cual no limita la obligación del médico de informar a la autoridad en los casos previstos por la ley.

7. Contar con facilidades para obtener una segunda opinión
El paciente tiene derecho a recibir por escrito la información necesaria para obtener una segunda opinión sobre el diagnóstico, pronóstico o tratamiento relacionados con su estado de salud.

8. Recibir atención médica en caso de urgencia
Cuando está en peligro la vida, un órgano o una función, el paciente tiene derecho a recibir atención de urgencia por un médico, en cualquier establecimiento de salud, sea público o privado, con el propósito de estabilizar sus condiciones.

9. Contar con un expediente clínico
El paciente tiene derecho a que el conjunto de los datos relacionados con la atención médica que reciba sean asentados en forma veraz, clara, precisa, legible y completa en un expediente que deberá cumplir con la normativa aplicable y cuando lo solicite, obtener por escrito un resumen clínico veraz de acuerdo al fin requerido.

10. Ser atendido cuando se inconforme por la atención médica recibida
El paciente tiene derecho a ser escuchado y recibir respuesta por la instancia correspondiente cuando se inconforme por la atención médica recibida de servidores públicos o privados.

Así mismo tiene derecho a disponer de vías alternas a las judiciales para tratar de resolver un conflicto con el personal de salud.

Para mayor información puede consultar CONAMED (Comisión Nacional de Arbitraje Médico)

http://www.conamed.gob.mx/index.php

Nutrición

Nutrición

Nutrición para la persona durante su tratamiento contra el cáncer

La nutrición es una parte importante del tratamiento contra el cáncer. Comer los tipos indicados de alimentos antes, durante y después de su tratamiento puede ayudarle a sentirse mejor y mantenerse más fuerte.

La nutrición es un proceso de tres partes que le da al cuerpo los nutrientes que necesita (compuestos químicos como agua, proteína, grasa, carbohidratos, vitaminas y minerales que componen los alimentos):

  • Usted come o bebe alimentos.
  • El cuerpo descompone los alimentos y los reduce a nutrientes.

Los nutrientes viajan por el torrente sanguíneo a diferentes partes del cuerpo donde se utilizan como combustible, elementos para el crecimiento y para muchos otros propósitos. Para darle a su cuerpo una nutrición apropiada, usted tiene que comer y beber suficientes alimentos que contengan los nutrientes clave.

Las calorías conforman una forma de medir la energía que obtiene de los alimentos. Su cuerpo necesita calorías como el combustible para llevar a cabo todas sus funciones, como respirar, la circulación de la sangre y la actividad física. Cuando enferma, su cuerpo puede que requiera calorías adicionales para ciertas acciones como el combatir las infecciones, elevar la temperatura del cuerpo y reparar tejidos dañados.

Esta información no debe utilizarse en sustitución de la consulta con su médico. Si tiene alguna pregunta o inquietud, deberá hablar con su médico, enfermera o nutriólogo sobre sus necesidades alimentarias.

Un nutriólogo acreditado puede ser una de sus mejores fuentes de información sobre su dieta. Éste es un profesional de la salud que cuenta con formación especializada en alimentos, nutrición, bioquímica y fisiología. El nutriólogo utiliza su conocimiento para promover la salud y prevenir enfermedades a través de asesoría y educación al paciente.

Cambios en el estilo de vida después del cáncer

Cambios en el estilo de vida después del cáncer

  • Cambios en el estilo de vida

Usted no puede cambiar el hecho de que ha tenido cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones que le ayuden a mantenerse sano y a sentirse tan bien como usted pueda. Éste puede ser el momento de reevaluar varios aspectos de su vida. Tal vez esté pensando de qué manera puede mejorar su salud a largo plazo. Algunas personas incluso comienzan durante el tratamiento.

  • Tome decisiones más saludables

Para muchas personas, recibir un diagnóstico de cáncer les ayuda a enfocarse en la salud de formas que tal vez no consideraban en el pasado. ¿Qué cosas podría hacer para ser una persona más saludable? Tal vez podría tratar de comer alimentos más sanos o hacer más ejercicio. Quizás podría reducir el consumo de bebidas alcohólicas o dejar el tabaco. Incluso cosas como mantener su nivel de estrés bajo control pueden ayudar. Éste es un buen momento para considerar incorporar cambios que puedan tener efectos positivos durante el resto de su vida. Se sentirá mejor y además, estará más sano.

Usted puede comenzar a trabajar los aspectos que más le inquietan. Obtenga ayuda para aquellos que le resulten más difíciles.

  • Aliméntese mejor

Alimentarse bien puede ser difícil para cualquier persona, pero puede ser incluso más difícil durante y después del tratamiento del cáncer. El tratamiento puede cambiar su sentido del gusto. Las náuseas pueden ser un problema. Puede que no tenga deseos de comer y pierda peso aun sin quererlo, o puede que haya ganado peso y pareciera que no puede perderlo. Todas estas cosas pueden causar mucha frustración.

Si el tratamiento le ocasiona cambios de peso o problemas con la alimentación o el sentido del gusto, coma lo mejor que pueda y recuerde que estos problemas usualmente se alivian con el pasar del tiempo. Puede que encuentre útil comer porciones pequeñas cada 2 o 3 horas hasta que se sienta mejor. Usted puede también preguntar a los especialistas en cáncer que lo atienden sobre los servicios de un nutriólogo (un experto en nutrición) que le puede dar ideas sobre cómo lidiar con estos efectos secundarios de su tratamiento.

Una de las mejores cosas que puede hacer después del tratamiento del cáncer consiste en adoptar hábitos saludables de alimentación. Puede que a usted le sorprendan los beneficios a largo plazo de algunos cambios simples, como aumentar la variedad de los alimentos sanos que consume. Lograr y mantener un peso saludable, adoptar una alimentación sana y limitar su consumo de alcohol pudiera reducir su riesgo de padecer varios tipos de cáncer. Además, esto brinda muchos otros beneficios a la salud.

  • Descanso, cansancio y ejercicio

El cansancio extremo, también llamado fatiga, es muy común en las personas que reciben tratamiento contra el cáncer. Éste no es un tipo de cansancio normal, sino un agotamiento que no se alivia con el descanso. Para algunas personas, el cansancio permanece durante mucho tiempo después del tratamiento, y puede que les resulte difícil ejercitarse y realizar otras cosas que deseen llevar a cabo. No obstante, el ejercicio puede ayudar a reducir la fatiga. Los estudios han mostrado que los pacientes que siguen un programa de ejercicios adaptado a sus necesidades personales se sienten mejor física y emocionalmente, y pueden sobrellevar mejor la situación.

Si estuvo enfermo y no muy activo durante el tratamiento, es normal que haya perdido algo de su condición física, resistencia y fuerza muscular. Cualquier plan de actividad física debe ajustarse a su situación personal. Una persona de edad más avanzada que nunca se ha ejercitado no podrá hacer la misma cantidad de ejercicio que una de 20 años que juega tenis dos veces a la semana. Si no ha hecho ejercicios en varios años, usted tendrá que comenzar lentamente. Quizás deba comenzar con caminatas cortas.

Hable con el equipo de profesionales de la salud que le atienden, antes de comenzar. Pregúnteles qué opinan sobre su plan de ejercicios. Luego, trate de conseguir a alguien que le acompañe a hacer ejercicios de manera que no los haga solo. Cuando los familiares o los amigos se integran en un nuevo programa de ejercicios, usted recibe ese refuerzo extra que necesita para mantenerse activo cuando el entusiasmo falle.

Si usted siente demasiado cansancio, necesitará balancear la actividad con el descanso. Está bien descansar cuando lo necesite. En ocasiones, a algunas personas les resulta realmente difícil darse el permiso de tomar descansos cuando estaban acostumbradas a trabajar todo el día o a asumir las responsabilidades del hogar. Sin embargo, éste no es el momento de ser muy exigente con usted mismo. Esté atento a lo que su cuerpo desea y descanse cuando sea necesario.

Tenga en cuenta que el ejercicio puede mejorar su salud física y emocional:

  • Mejora su condición cardiovascular (corazón y circulación).
  • Junto con una buena alimentación, le ayudará a lograr y a mantener un peso saludable.
  • Fortalece sus músculos.
  • Reduce el cansancio y le ayuda a tener más energía.
  • Ayuda a disminuir la ansiedad y la depresión.
  • Le puede hacer sentir más feliz.
  • Le ayuda a sentirse mejor consigo mismo.

Además, a largo plazo, sabemos que realizar regularmente una actividad física desempeña un papel importante y le ayuda a reducir el riesgo de algunos cánceres. La práctica regular de actividad física también brinda otros beneficios a la salud.

Fuente: Sociedad Americana contra el cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdeseno/guiadetallada/cancer-de-seno-despues-cambios-de-estilo-de-vida

Fecha de actualización: 5/Diciembre/2014

Cuidados al final de la vida con una enfermedad terminal

Cuidados al final de la vida con una enfermedad terminal

La planificación de la etapa final de la vida puede ser difícil.

Pensar en la etapa final de la vida y planificarla puede ser un período difícil para los pacientes y sus familias. Cada persona tendrá necesidades únicas y las enfrentará de diferentes maneras.

Para muchos pacientes y sus familias, este puede ser un momento de crecimiento personal. A menudo, estos acontecimientos ofrecen a las personas la oportunidad de conocerse más a sí mismas y apreciar lo que es más importante para ellas.

Esta información puede ayudar a los pacientes y sus familias a hacer planes con anticipación sobre las necesidades que pueden presentarse. Se trata sobre la atención durante los últimos días y horas de vida, e incluye el tratamiento de los síntomas más comunes y los aspectos éticos que pueden surgir.

Tener planes para la etapa final de la vida puede reducir la tensión, tanto del paciente como de la familia.

Cuando las opciones de tratamiento y los planes se tratan antes de los últimos días de vida, ello puede reducir la tensión, tanto del paciente como de la familia. Conocer los deseos del paciente puede ayudar a facilitar las decisiones importantes que se toman para su beneficio durante un período muy cargado de emociones. Es sumamente útil si la planificación y la toma de decisiones relacionadas con la etapa final de la vida comienzan a realizarse poco después del diagnóstico y continúan durante la evolución de la enfermedad. Tener estas decisiones por escrito, puede hacer que los deseos del paciente resulten más claros, tanto para la familia como para el equipo de atención de la salud. Cuando se trata de un niño con una enfermedad terminal, mantener estas discusiones con el médico del niño puede reducir el tiempo que el niño pasa en el hospital y ayudar a los padres a sentirse más preparados para el final de la vida del niño.

La planificación para la etapa final de la vida incluye tomar decisiones acerca de los siguientes aspectos

  • Metas del tratamiento (por ejemplo, si se van a usar ciertos medicamentos durante los últimos días de vida.
  • Lugar donde el paciente desea pasar sus últimos días.
  • Tratamientos que el paciente desea recibir en la etapa final de su vida.
  • Tipo de cuidado paliativo y programas para enfermos terminales que el paciente desea recibir.

Los cuidados paliativos alivian los síntomas y pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

La meta de los cuidados paliativos es mejorar la calidad de vida de los pacientes y la familia porque previenen y alivian el sufrimiento. Esto incluye el tratamiento de síntomas físicos como el dolor y la consideración de las inquietudes mentales, sociales y espirituales. Los cuidados paliativos se ofrecen en algunos hospitales, centros de pacientes ambulatorios y el hogar.

Cuando se administra un tratamiento paliativo en la etapa final de la vida, se debe asegurar que se respeten los deseos del paciente acerca de los tratamientos que desea recibir.

Los programas para enfermos terminales proveen atención administrada por especialistas en temas relacionados con la etapa final de la vida.

El cuidado de enfermos terminales es un programa que provee atención a las personas que se acercan a la etapa final de la vida y que han suspendido el tratamiento para curar o controlar su cáncer. Por lo general, la atención para enfermos terminales se dirige a los pacientes de los que no se espera que vivan más de seis meses. Esta atención se enfoca más en la calidad de vida que en la duración de la misma. La meta de la atención de enfermos terminales es ayudar a los pacientes a vivir cada día en plenitud al hacerlos sentir cómodos y aliviar sus síntomas. Ello puede incluir atención paliativa para controlar el dolor y otros síntomas, de modo que el paciente pueda estar tan alerta y cómodo como sea posible. Los servicios para ayudar y apoyar las necesidades emocionales, sociales y espirituales de los pacientes y sus familias también son una parte importante de la atención para enfermos terminales.

Los programas de cuidados para enfermos terminales están diseñados para mantener al paciente en el hogar, con su familia y amigos; sin embargo, estos programas también prestan servicios en centros de cuidados para enfermos terminales y en algunos hospitales. El equipo de cuidados para enfermos terminales incluye a médicos, enfermeros, consejeros espirituales, trabajadores sociales, nutricionistas y voluntarios. Los miembros del equipo están especialmente capacitados en los asuntos que se presentan en la etapa final de la vida. Después de la muerte de un paciente, en algunas ocasiones se sigue ofreciendo apoyo, incluso de orientación para sobrellevar la alicción o la pérdida.

Tratamiento de los síntomas:

Los síntomas comunes en la etapa final de la vida incluyen dolor, sentirse muy cansado, tos, falta de aliento, delirio y fiebre. También se puede presentar sangrado.

Dolor

Se pueden administrar medicamentos para el dolor de diferentes maneras.

En los últimos días, puede ocurrir que el paciente no pueda tragar los medicamentos para el dolor. Cuando los pacientes no pueden tomar los medicamentos por la boca, las medicinas para el dolor se pueden administrar colocándolas debajo de la lengua o en el recto, mediante inyecciones o infusiones en otras ocasiones colocando un pareche sobre la piel. Estos métodos se pueden usar en el hogar con la aprobación del médico.

Por lo general, es posible controlar el dolor durante las horas finales de vida.

Los analgésicos opioides son muy eficaces para aliviar el dolor y generalmente se usan en la etapa final de la vida. Algunos pacientes se preocupan de que el uso de opioides pueda hacer que la muerte se presente más rápido, pero los estudios no han revelado ninguna conexión entre el uso de opioides y la muerte prematura.

Las contracciones mioclónicas pueden ser un efecto secundario del uso de opioides.

Las contracciones mioclónicas son movimientos espasmódicos o contracciones súbitas de los músculos que la persona que los sufre no puede controlar. Un hipo es un tipo de contracción mioclónica. Las contracciones mioclónicas por lo general se presentan en los brazos y las piernas. La toma de dosis muy altas de un opioide durante mucho tiempo puede causar este efecto secundario, pero el mismo también puede tener otras causas; puede empezar con pocos movimientos espasmódicos y luego presentarse más a menudo. Muy pocas veces se presentan contracciones constantes de diferentes grupos musculares en todo el cuerpo.

Cuando los opioides son la causa de la contracción mioclónica, el cambio de opioide puede ayudar. Hay una gran diferencia en la forma en que cada persona responde y ciertos opioides pueden tener mayores probabilidades de causar contracciones mioclónicas en algunas personas.

Cuando el paciente está muy cerca de la muerte, en lugar de cambiar el opioide se puede administrar medicamentos para detener la contracción mioclónica. Cuando las contracciones mioclónicas son muy graves, se pueden usar medicamentos para calmar al paciente, aliviar la ansiedad y ayudarlo a dormir

Fatiga

La fatiga (sensación de mucho cansancio) puede tener muchas causas en la etapa final de la vida. Entre ellas, cambios físicos y mentales, y efectos secundarios de los tratamientos. Los medicamentos que aumentan la actividad del cerebro, el estado de alerta, la atención y la energía pueden ser útiles.

Falta de aliento

La sensación de sofoco es común y puede empeorar durante las últimas semanas o días de vida.

La falta de aliento o la dificultad para alcanzarlo es, a menudo, signo de cáncer avanzado. Otras causas pueden ser las siguientes:

  • Acumulación del líquido en el abdomen.
  • Pérdida de la fuerza muscular.
  • Hipoxemia (Afección por falta de suficiente oxígeno en la sangre).
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).
  • Neumonía.
  • Infección.

El uso de opioides y otros métodos pueden ayudar a que el paciente respire con más facilidad.

Dosis muy bajas de un opioide pueden aliviar la falta de aliento de los pacientes que no toman opioides para el dolor. Pueden necesitarse dosis más altas para los pacientes que toman opioides para el dolor o para los que padecen de una falta de aliento grave.

Otros métodos para aliviar la sensación de falta de aliento pueden incluir los siguientes procedimientos:

  • Tratar la ansiedad causada por la falta de aliento.
  • Dirigir un ventilador hacia la cara del paciente para refrescarlo.
  • Hacer que el paciente se incorpore.
  • Hacer que el paciente haga ejercicios de respiración y relajación, si puede.
  • Usar acupuntura o acupresión.
  • Administrar antibióticos si la causa de la falta de aliento es una infección.
  • Administrar más oxígeno si la causa de la falta de aliento es la hipoxemia.

En casos poco frecuentes, la falta de aliento no se puede aliviar con ninguno de estos procedimientos. Puede ser necesario recurrir a la sedación con medicamentos para ayudar a que el paciente se sienta más cómodo.

Algunos pacientes tienen espasmos en las vías respiratorias de los pulmones junto con la falta de aliento. Los broncodilatadores (medicamentos que abren las vías respiratorias pequeñas de los pulmones) o los medicamnetos esteroideos (que alivian la hinchazón y la inflamación) pueden aliviar estos espasmos.

Tos

La tos crónica al final de la vida puede aumentar el malestar de un paciente. La tos repetida puede causar dolor y pérdida del sueño, aumentar el cansancio y empeorar la falta de aliento. En la etapa final de la vida, se puede decidir tratar los síntomas de la tos en lugar de encontrar y tratar la causa. Pueden usarse los siguientes tipos de medicamentos para hacer que el paciente esté lo más cómodo posible:

  • Opioide s para interrumpir la tos.
  • Corticoesteroides para reducir la hinchazón de los vasos linfáticos inflamados.
  • Antibióticos para tratar la infección.
  • Broncodilatadores para reducir la sibilancia y la tos de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • Diuréticos para aliviar la tos causada por la insuficiencia cardíaca congestiva.

El médico también puede revisar los medicamentos que el paciente ya está tomando porque algunos de ellos (como los inhibidores de la ECA para tratar la presión arterial alta o la insuficiencia cardíaca) pueden causar tos.

Estertor de muerte

El estertor se presenta cuando la saliva u otros líquidos se acumulan en la garganta y las vías respiratorias superiores.

El estertor se presenta cuando la saliva u otros líquidos se acumulan en la garganta y las vías respiratorias superiores de un paciente que está demasiado débil como para despejar la garganta. Hay dos tipos de estertor. El estertor de muerte se presenta por la acumulación de saliva en la parte trasera de la garganta. El otro tipo de estertor lo causa la acumulación de líquido en las vías respiratorias por una infección, un tumor o exceso de líquido en los tejidos corporales.

Se pueden administrar medicamentos para reducir la cantidad de saliva o para secar las vías respiratorias superiores. Como la mayoría de los pacientes con estertor no pueden tragar, estos medicamentos se administran generalmente mediante parches sobre la piel o por infusión.

Entre los tratamientos para el estertor sin el uso de medicamentos, está el cambiar al paciente de posición y darle menos líquido.

Elevar la cabecera de la cama, levantar y acomodar al paciente con almohadas o colocarlo de costado puede ayudar a aliviar el estertor. Si el estertor se debe al líquido en la parte trasera de la garganta, se puede extraer con cuidado el exceso de líquido mediante un tubo de succión. Si el estertor se debe al líquido en las vías respiratorias, por lo general no se extrae. La succión causa una tensión física y mental muy grave en el paciente.

En la etapa final de la vida, el cuerpo necesita menos alimentos y líquidos. La reducción de alimentos y líquidos puede prevenir el exceso de líquido en el cuerpo y aliviar enormemente el estertor.

El estertor de muerte es un signo de que la muerte se puede presentar pronto.

El estertor de muerte es un signo de que la muerte se puede presentar en las próximas horas o días. El estertor puede causar mucha ansiedad en aquellos a la cabecera de la cama, pero no parece ser doloroso para el paciente.

Delirio

El delirio es común en la etapa final de la vida.

El delirio es común durante los días finales de la vida. Algunos pacientes pueden estar confundidos, nerviosos e inquietos, y tener alucinaciones (ver u oír cosas que no están realmente presentes). Otros pacientes pueden estar quietos y ensimismados.

El delirio puede deberse a los efectos directos del cáncer, como un tumor que crece en el cerebro. Otras causas pueden ser las siguientes:

  • Cantidad más alta o más baja que la normal de ciertos productos químicos en la sangre que mantienen el funcionamiento normal del corazón, los riñones, los nervios y los músculos.
  • Efectos secundarios de los medicamentos o las interacciones de medicamentos (cambios en la manera en que el medicamento actúa en el cuerpo cuando se toma con ciertos otros medicamentos, medicinas herbarias o alimentos).
  • Interrupción del uso de ciertos medicamentos o alcohol.
  • Deshidratación (pérdida del agua que el cuerpo necesita).
  • Vejiga llena de orna o estreñimiento.
  • Falta de aliento.

El delirio se puede controlar cuando se encuentra y se trata la causa.

Según cuál sea la causa del delirio, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Administrar medicamentos para corregir las concentraciones anormales de ciertas sustancias químicas en la sangre.
  • Suspender o disminuir la dosis de los medicamentos causan el delirio.
  • Suspender los medicamentos que pueden interactuar con otros, pero que ya no son útiles en la etapa final de la vida, como los medicamentos para bajar el colesterol.
  • Tratar la deshidratación incorporando líquidos en el torrente sanguíneo.

Para algunos pacientes en las últimas horas de vida, una opción puede ser tratar solo los síntomas del delirio y hacer que el paciente esté lo más cómodo posible. Hay medicamentos que son muy eficaces para aliviar estos síntomas.

En la etapa final de la vida, a menudo se presentan alucinaciones que no se relacionan con el delirio.

Es frecuente que los pacientes moribundos tengan alucinaciones, entre ellas, las de los seres queridos que ya murieron. Es normal que los miembros de la familia sufran cuando se presentan estas alucinaciones. A menudo, es útil hablar con algún consejero religioso.

Fiebre

La fiebre y las infecciones son comunes en la etapa final de la vida. Dado que los pacientes tienen a menudo muchos problemas médicos en esta etapa, puede ser difícil conocer la causa de una fiebre y saber si el tratamiento ayudará o perjudicará al paciente. Los pacientes cerca de la etapa final de la vida pueden elegir no tratar la causa de la fiebre y solo recibir medidas de alivio, tales como la administración de acetaminofén.

Hemorragia

La hemorragia súbita (hemorragia profusa) se puede presentar en los pacientes que tienen ciertos cánceres o trastornos.

La hemorragia (mucho sangrado en poco tiempo) es poco frecuente, pero puede presentarse en las últimas horas o minutos de vida. Ciertos cánceres o tratamientos para el cáncer pueden dañar los vasos sanguíneos. Por ejemplo, la radioterapia puede debilitar los vasos sanguíneos en el área tratada. Los tumores también pueden dañar los vasos sanguíneos. Los pacientes con las siguientes afecciones corren el riesgo de presentar este síntoma:

  • Cáncer es de cabeza y cuello.
  • Cáncer de estómago.
  • Cáncer de esófago.
  • Leucemia s y otros cánceres de la sangre.
  • Trastornos de la coagulación de la sangre.

Mantener al paciente cómodo es la meta principal de la atención durante una hemorragia en la etapa final de la vida.

Cuando la hemorragia se presenta durante el tratamiento del cáncer, se trata con vendas y medicamentos, o con tratamientos como la radioterapia, la cirugía y las trasfuciones de sangre. Sin embargo, cuando se presenta una hemorragia súbita en la etapa final de la vida, los pacientes suelen morir inmediatamente después. Por lo general, la reanimación (hacer que el corazón vuelva a funcionar) no será eficaz. La meta principal de la atención es hacer que el paciente esté tranquilo y cómodo. Es útil que la familia hable acerca de sus sentimientos que causa esta situación y haga preguntas acerca del tema.

Cuando se presenta una hemorragia durante las últimas horas de vida, se pueden seguir los siguientes pasos:

  • Cubrir el área con toallas de color oscuro para que no se vea la sangre.
  • Cambiar las toallas y mantener el área limpia.
  • Hablar con calma al paciente y los miembros de la familia.
  • Hacer saber al paciente si los seres queridos están allí.

En la etapa final de la vida, el paciente debe decidir entre sus opciones de atención y tratamiento cuando todavía es capaz de hacerlo.

Además de las decisiones acerca del tratamiento de los síntomas en la etapa final de la vida, también es útil que los pacientes sean quienes decidan si desean interrumpir el tratamiento y cuándo. Un paciente puede desear recibir todos los tratamientos posibles, solo algunos tratamientos o ningún tratamiento. Estas decisiones pueden escribirse con anticipación como en un testamento. Las instrucciones por adelantado es una expresión general que se usa para referirse a diferentes tipos de documentos legales que describen el tratamiento o la atención que un paciente desea recibir o no recibir cuando ya no sea capaz de comunicar sus deseos.

El paciente también puede nombrar a un apoderado para la atención de salud, para que tome estas decisiones cuando se vuelva incapaz de hacerlo por sí mismo. El tener preparadas las instrucciones por adelantado facilita que los miembros de la familia y las personas a cargo del paciente puedan tomar decisiones muy importantes que deben llevarse a cabo en los últimos días; por ejemplo, brindar apoyo nutricional, reanimar el corazón, ayudar con la respiración o administrar sedantes.

Los estudios han señalado que los pacientes de cáncer que han conversado con sus médicos sobre la etapa final de sus vidas, escogen menos procedimientos como la resucitación y el uso de respiradores. También tienen menos probabilidades de ingresar en cuidados intensivos y el costo de su atención médica es menor durante las últimas semanas de vida. Las personas a cargo de su tratamiento informan que estos pacientes presentan el mismo tiempo de vida que los que escogen realizarse más procedimientos y tienen una mejor calidad de vida durante sus últimos días.

Los medicamentos de acción rápida pueden ayudar a calmar al paciente durante este período.

Apoyo nutricional

Las metas del apoyo nutricional para los pacientes en los últimos días de vida son diferentes a las metas establecidas durante el tratamiento del cáncer.

Durante los últimos días de vida, los pacientes pierden a menudo el deseo de comer o beber, y pueden rechazar la comida o los líquidos que se les ofrecen. Asimismo, los procedimientos que se usan para colocar sondas de alimentación y los problemas que se pueden presentar con estos tipos de alimentación pueden ser penosos para un paciente.

Resulta útil el establecer planes de apoyo nutricional para los últimos días.

La meta de la atención en la etapa final de la vida es prevenir el sufrimiento y aliviar los síntomas. Si el apoyo nutricional va a causar al paciente más malestar que ayuda, la elección del apoyo nutricional cerca del final de vida puede no ser correcta.

Habitualmente, se usan dos tipos de apoyo nutricional.

Si el paciente no puede tragar, habitualmente se usan dos tipos de apoyo nutricional:

  • Nutrición Enteral: Por medio de un tubo insertado en el estómago o el intestino.
  • Nutrición Parenteral: Por medio de un catéter intravenoso (IV) insertado en una vena.

Reanimación

Una decisión importante que el paciente debe tomar es si desea que se le practique la reanimación cardiopulmonar (RCP) (hacer que el corazón y la respiración se reanuden cuando se detienen). Una orden de no resucitar (ONR) es un documento escrito por un médico para informar a otros profesionales de la salud que no realicen la RCP en el momento de la muerte, para que el proceso natural de morir siga su curso. Si el paciente lo desea, puede pedir al médico que escriba una ONR. El paciente puede pedir que la ONR se cambie o se anule en cualquier momento.

Uso de respiradores

El uso de respiradores puede mantener al paciente vivo después de detenerse la respiración normal.

Un respirador es una máquina que ayuda a los pacientes a respirar. A veces, el uso de un respirador no mejorará la condición del paciente, pero lo mantendrá vivo durante más tiempo. Si la meta de la atención es ayudar a que el paciente viva más tiempo, se puede usar un respirador de acuerdo con los deseos del paciente. Si el uso de un respirador no ayuda más al paciente o ya no es lo que el paciente desea, el paciente, la familia y el equipo de atención de la salud pueden decidir desconectar el respirador.

Algunos pacientes pueden desear que la muerte tenga lugar cuando la respiración se hace difícil o se detiene. Es importante que el paciente indique con anterioridad a los miembros de la familia y los proveedores de atención de la salud si desean que lo mantengan vivo con un respirador.

Antes de desconectar un respirador, se debe informar a los miembros de la familia sobre lo que deben esperar.

Sedación

La decisión de sedar a un paciente en la etapa final de la vida es difícil. Se puede considerar la sedación para que el paciente esté cómodo o por una condición física como el dolor incontrolable. La sedación paliativa puede ser temporal. Los pensamientos y sentimientos de un paciente acerca de la sedación en la etapa final de la vida pueden depender enormemente de su propia cultura y creencias. Algunos pacientes que se tornan ansiosos cuando se enfrentan a la etapa final de la vida pueden preferir que se los sede. Otros pacientes pueden no desear ser sometidos a procedimiento alguno, ni siquiera la sedación, justo antes de la muerte.

La atención en las horas finales.

El saber qué esperar en las horas finales puede ser reconfortante para la familia.

La mayoría de las personas no conocen los signos de la muerte que se acerca. Saber lo que va a ocurrir las puede preparar para la muerte de su ser querido y hacer que este período sea menos tenso y confuso. Los provedores de atención de la salud pueden brindar información a los miembros de la familia acerca de los cambios que puedan ver en su ser querido en las horas finales y cómo pueden ayudarlo a atravesarlos.

A menudo, los pacientes pierden el deseo de comer o beber en los últimos días u horas de vida. La familia puede darles cubitos de hielo o frotarles la boca y los labios para mantenerlos húmedos. El forzar los alimentos y los líquidos puede molestar o asfixiar al paciente.

El masaje es otra forma con la que los miembros de la familia pueden brindar atención y mostrar su amor.

Cuando el paciente se acerca a la muerte, se pueden presentar numerosos cambios físicos.

En la etapa final de la vida, se pueden presentar algunos de los siguientes cambios físicos en el paciente:

  • El paciente se puede sentir cansado o débil.
  • El paciente puede orinar menos y la orina puede ser de color oscuro.
  • Las manos y los pies del paciente se pueden cubrir con manchas, o volverse fríos o azules. Quienes los cuidan pueden usar frazadas para mantener al paciente abrigado, pero no se deben usar frazadas eléctricas o almohadillas de calor.
  • La frecuencia cardíaca puede subir o bajar y volverse irregular.
  • La presión arterial generalmente baja.
  • La respiración puede volverse irregular, con respiración muy superficial, períodos cortos sin respiración y respiración profunda y rápida.

Después que el paciente fallece, los miembros de la familia y los prestadores de atención pueden desear permanecer un rato con el paciente. Puede haber ciertas costumbres o rituales que son importantes para el paciente y la familia en este momento. Estos pueden incluir rituales para hacer frente a la muerte, manejar el cuerpo del paciente, hacer los arreglos finales del cuerpo y rendir tributo al fallecido. El paciente y los miembros de la familia deben dejarle saber al equipo de atención de salud acerca de cualquier costumbre o ritual que deseen que se lleve a cabo después de muerte del paciente.

Los proveedores de atención de la salud, el personal de cuidados paliativos, los trabajadores sociales pueden explicar los pasos que deben tomarse una vez que la muerte ha sucedido, entre ellos ponerse en contacto con la casa funeraria.

Fuente:http://www.cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/etapafinal/patient/

Fecha de Actualización: 25 Febrero 2013

Información para Cuidadores

Terapias complementarias

Terapias complementarias

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS) utiliza el término complementario para referirse a tratamientos que se usan junto con la atención médica habitual (Quimioterapia , Rad ioterapia , Cirugía , entre otros). No todas las personas utilizan estos términos de la misma manera, por lo que esto puede ser confuso.

Definición de terapia complementaria:
La terapia complementaria es la expresión utilizada para describir otras formas de tratamiento que pueden administrarse junto con el tratamiento médico convencional (Quimioterapia , Rad ioterapia , Cirugía , entre otros).

Puede que algunos tratamientos complementarios ayuden a aliviar ciertos síntomas del cáncer, así como algunos efectos secundarios del tratamiento contra la enfermedad; asimismo, aumentan la sensación de bienestar en el paciente. Como ejemplos podemos mencionar la meditación para reducir el estrés, el té de menta o de jengibre y visualizaciones guiadas para ayudar a aliviar el estrés y el dolor durante los procedimientos médicos. Algunos de los métodos, como la terapia de masajes, la relajación y la meditación que ahora se les llama complementarios, se les conocían en el pasado como atención de apoyo.

La Sociedad Americana del Cáncer les pide a los pacientes que estén considerando el uso de algún tratamiento complementario o no convencional a que consulten esto con su médico.

Terapias complementarias que se pueden usar con el tratamiento del cáncer:

  • Meditación: Proceso mental y corporal en el cual una persona usa la concentración o reflexión para relajar el cuerpo y calmar la mente.
  • Tai chi: Arte marcial antiguo de la China que consiste de un sistema mental y corporal que usa el movimiento, la meditación y la respiración para mejorar la salud y el bienestar. Ha mostrado mejorar la fortaleza y el balance en algunas personas.
  • Yoga: Forma de ejercicio no aeróbico que involucra una serie de posturas precisas y técnicas de respiración.
  • Aromaterapia: Uso de sustancias fragantes, conocidas como aceites de esencia, que se destilan de plantas para alterar el humor o aliviar síntomas, como el estrés o la náusea.
  • Terapia artística: Usada para ayudar a las personas con problema psico-emocionales mediante actividades creativas para expresar sus emociones. Esta terapia la administran terapeutas con entrenamiento especializado.
  • Caminatas en laberintos: Conlleva una caminata de meditación junto con un conjunto de senderos circulares que van al centro para luego salir nuevamente. Los laberintos también se pueden “caminar” en línea o en un pizarrón ranurado siguiendo el camino en forma de curva con un dedo.
  • Terapia de masaje: Involucra manipular, frotar sobando el músculo y el tejido suave del cuerpo. Algunos estudios sugieren que el masaje puede reducir los niveles de estrés, ansiedad, depresión y dolor, así como ayudar a estar despejado y alerta.
  • Terapia musical (musicoterapia): La terapia musical se ofrece por profesionales en el cuidado de la salud capacitados que usan la música para promover la curación y mejorar la calidad de vida.
  • Reflexología: De acuerdo con los profesionales, los pies son un espejo del cuerpo, y aplicar presión en áreas de los pies que corresponden a los órgano s afectados ayuda a aliviar síntomas como el dolor, el estreñimiento y las náuseas.
  • Imagenología o visualización guiada: Es un proceso en el que se asiste al paciente a pensar en imágenes positivas y resultados deseados para situaciones específicas. El terapeuta trabaja con el paciente inicialmente para descubrir qué intenta lograr con la terapia. Entonces, se crea una imagen mental.

Antes de utilizar cualquiera de estas terapias complementarias hágaselo saber a su médico, él lo orientara sobre la terapia más adecuada de acuerdo a sus necesidades.

Sitios de interés

Sitios de interés

Sitio de Interés

Página

Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer

http://www.iarc.fr

Alianza por un México Sano

www.alianza.salud.gob.mx

Asociación Española Contra el Cáncer

www.todocancer.com

Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativo s

www.cuidadospaliativos.org

Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC)

http://www.amanc.org

Asociación Mexicana de Cuidados Paliativo s

www.amecup.com.mx

Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer

http://www.amlcc.org/

Asociación Mexicana de Tanatología

www.tanatologia-amtac.com

Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor, A.C.

http://www.ametd.com.mx

Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva

http://www.generoysaludreproductiva.salud.gob.mx

Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia

http://www.censia.salud.gob.mx

Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios

www.cofepris.gob.mx

Comisión Nacional de Arbitraje Médico

www.conamed.gob.mx

Dirección Gen eral de Epidemiología

www.dgepi.salud.gob.mx

E-salud… Es México

www.e-mexico.gob.mx/wb2

Fundación Mexicana de Fomento Educativo para la Prevención y Detección Oportuna del Cáncer de Mama (FUCAM)

http://www.fucam.org.mx/

Fundación Nacional de Pacientes con Linfoma No Hodking

www.funalinh.org.mx

Globocan

www.globocan.iarc.fr

INEGI

www.inegi.org.mx

IMJUVE Instituto Mexicano de la Juventud

www.conmigobierno.org.mx

Instituto Nacional de Cancerología

www.incan.edu.mx

Instituto Nacional de Salud Pública

www.insp.mx

Instituto Nacional del Cáncer (NCI) USA

www.cancer.gov

Navegación de Pacientes INCan

www.navegaciondepacientes.org

Normas Oficiales Mexicanas de Salud

www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nomssa.html

Organización Mundial de la Salud

www.who.int/es/index.html

Organización Panamericana de la Salud

http://new.paho.org/hq/index.php?lang=es

Programa de Cáncer de Ovario http://www.cancerdeovario.org.mx

Registro Histopatológico de Neoplasia s Malignas

www.dgepi.salud.gob.mx/diveent/RHNM.htm

Secretaría de Salud

www.salud.gob.mx

Sociedad Americana del Cáncer

www.cancer.org

Sociedad Mexicana de Oncología , A.C. (SMeO)

www.smeo.org.mx

Tómatelo a pecho

http://www.tomateloapecho.org.mx

Unión Internacional contra el Cáncer (UICC)

http://www.uicc.org


Recursos en la comunidad

Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Información relacionada: