Cáncer en Cifras > Estadísticas INEGI 2010 > Mortalidad (Tumores malignos en la población de 20 años y más).

A pesar de las grandes campañas de información sobre la valoración, protección, intervención y de los tratamientos cada vez más efectivos, es innegable que mucha gente sigue falleciendo por este mal. Las causas de mortalidad por cáncer en la población de 20 años y más varían en comparación de las presentadas en población menor de 20 años. Esto se debe a que existen factores relacionados con estilos de vida y los cambios de desarrollo del cuerpo que favorecen la aparición de ciertos tumores malignos como el de pulmón o estómago.

En 2011, entre los principales tumores malignos por los que fallece la población de 20 años y más en México, se observan diferencias significativas entre hombres y mujeres. Las mujeres mueren por cáncer de mama (13.8%), por cervicouterino (10.4%) y de estómago (7 por ciento). En tanto que los hombres fallecen por cáncer de próstata (16.9%), de bronquios y pulmón (12.8%) y de estómago (8.6%).

La magnitud de las defunciones por tumores malignos entre la población de 20 años y más es mayor conforme avanza la edad. La tasa de mortalidad observada se incrementa de forma importante a partir de los 50 años y éstas, son más altas para la población de 80 y más años; es decir mientras en 2011, nueve de cada 100 mil adultos de 20 a 29 años fallecen a consecuencia de algún tumor maligno y se incrementa hasta 878 de cada 100 mil adultos de 80 años y más.

Por sexo, se observa el mismo patrón, sin embargo las mujeres reportan tasas más altas que los varones en los grupos que van desde los 30 a los 64 años de edad y los hombres en el de 20 a 29 años y de los 65 años y más.

Al analizar los principales tumores malignos para hombres y mujeres por grupo de edad, también se observa un incremento de las tasas de mortalidad observadas con la edad. En el caso de los varones el incremento se da a partir de los 50 años; para el caso del de próstata es a partir del grupo de 65 a 74 años (69 defunciones por cada 100 mil hombres de este grupo de edad), que se incrementa a 180 defunciones entre los de 75 a 79 años y alcanza hasta 362 defunciones de cada 100 mil varones de 80 años y más.

Para las mujeres, los incrementos más altos de las tasas se ubican en mama, cervicouterino y estómago; el cáncer de mama presenta las mayores tasas de mortalidad observada por grupo de edad; se incrementa de 15 muertes por cada 100 mil mujeres de 40 y 49 años a 27 casos entre las de 50 y 59 años, y alcanza 66 defunciones por cada 100 mil mujeres de 80 años y más. Para el caso del cáncer cervicouterino, pasa de 10 muertes por cada 100 mil mujeres de 40 a 49 años, a 30 de cada 100 mil de 65 a 74 años, hasta llegar a 55 en las mujeres adultas mayores de 80 años y más.

De acuerdo a los datos presentados, entre los varones los tumores malignos tienen mayor presencia a edades más avanzadas y en las mujeres, en las adultas jóvenes para el cáncer de mama y cervicouterino; aspectos a considerar por el impacto que tiene en la detección, tratamiento y calidad de vida de las personas. En el primer caso, la relación entre la edad y las posibles enfermedades asociadas (comorbidas), pueden dificultar el tratamiento y, por ende, limitar la sobrevivencia. En el segundo, en una mujer en plenitud, los tratamientos afectan la imagen corporal, calidad de vida, en algunos casos su ciclo de vida y la sobrevivencia.

Fuente: Estadísticas a Propósito del Día Mundial contra el Cáncer - INEGI http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/Contenidos/estadisticas/2013/cancer0.doc

Fecha de actualización: 26/Marzo/2014


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Tratamiento oportuno para reflujo reduce riesgo de cáncer esofágico
"Las complicaciones al no tratar este problema se deben a que el esófago tiene una mucosa que no está capacitada para soportar el ácido estomacal, cuando hay presencia constante de ácido en el esófago hay pérdida de tejido y puede darse lesiones de tipo canceroso". Leer más

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.