Tipos de Cáncer > Cáncer Colorrectal > Manual de la persona ostomizada

Manual de la persona ostomizada.

¿Qué es una colostomía?

Una colostomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en hacer una abertura u orificio por medio del cual un segmento del intestino grueso se saca por la pared abdominal, en donde se fija para permitir el paso de la materia fecal. A esta nueva abertura en el abdomen se le llama estoma.

En una colostomía las heces fecales dejan de evacuarse por el ano y la evacuación se realiza a través del estoma, el cual, al carecer del músculo esfínter impide que la persona pueda controlar la evacuación de forma voluntaria. De manera que la persona necesita llevar una bolsa recolectora adherida a su vientre.

Las colostomías son temporales, cuando existe la posibilidad de restaurar el tránsito intestinal, o permanentes cuando debido a la patología existente no cabe la posibilidad para la reconstrucción.

Tipos de colostomías

Colostomía Ascendente

Realizada en la parte ascendente del colon.

• Salida: Heces fecales líquidas o pastosas.

Colostomía Transversa

Realizada en la parte transversal del colon.

• Salida: Heces fecales pastosas o semiformadas.

Colostomía Descendente

Realizada en la parte descendente del colon.

• Salida: Heces fecales por lo general formadas.

Colostomía Sigmoidea

Realizada en la parte sigmoides del colon.

• Salida: Heces completamente formadas.

NOTA: La determinación de la localización del estoma en el abdomen constituye una parte muy importante de los preparativos de la cirugía.

Posición del estoma de una colostomía

Antes de la cirugía el cirujano determinará, junto con usted, cuál es el mejor sitio para su estoma. Se colocará de modo que usted pueda verlo y cuidar del mismo con facilidad.

Irrigación

La finalidad de la irrigación de una colostomía es permitir a la persona que reentrene su intestino para evacuar siempre a la misma hora. La irrigación es una opción para las personas que tienen una colostomía descendente o una colostomía sigmoidea, siempre y cuando no hayan recibido radiaciones y no estén en tratamiento de quimioterapia. (La irrigación no es recomendable si tiene una colostomía ascendente, transversa o una ileostomía, tampoco si es un niño, adulto joven, anciano y si la ostomía es temporal.)

La irrigación es parecida a un lavado intestinal (enema) a través del estoma. Es muy importante aprender la técnica de irrigación de una persona capacitada. Si está interesado en la irrigación pregunte a su médico, si usted es o no candidato para dicho procedimiento.

Recuerde que no es una opción para todos.

¿Qué es una illeostomía?

En caso de una colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn, el colon puede extirparse quirúrgicamente, junto con el recto y el ano.

Cuando a una persona le hacen una ileostomía, las heces fecales dejan de evacuarse por el ano y se eliminan por la misma. La ileostomía carece de músculo esfínter, por lo que la persona no puede controlar la evacuación de forma voluntaria, y necesita llevar una bolsa recolectora de heces fecales adherida a su vientre.

Por lo general la ileostomía se ubica en el “cuadrante inferior derecho” del abdomen. Ésta es la zona justo debajo de la cintura a la derecha del ombligo. Ubicación de la ileostomía

Heces fecales de una ileostomía

Justo después de la operación quirúrgica, las heces procedentes de una ileostomía son por lo general líquidas y constantes. Sin embargo, a medida que el intestino delgado empieza a adaptarse, las heces se harán más espesas y pastosas, pero nunca será duras ni formadas.

Recuerde que las heces de una ileostomía proceden directamente del intestino delgado, por lo que contienen enzimas digestivas que son muy irritantes para la piel. Por esta razón, la bolsa que lleve puesta debe contar con una barrera cutánea protectora que se adapte al diámetro exacto del estoma.

El estoma en una ileostomía se asemeja al de una colostomía. No obstante, todos los estomas son únicos. Es probable que el suyo sea diferente al de otra persona y seguramente estará inflamado después de la cirugía. Tarda alrededor de 8 semanas en adquirir su tamaño final (desinflamarse).

La piel que rodea el estoma se llama piel periestomal.

En el estoma no existen terminaciones nerviosas, por lo que no duele y debe ser siempre rojo y estar húmedo, se parece al interior de la boca de una persona. También puede sangrar fácilmente especialmente si recibe un golpe o se roza. Este tipo de manchado con sangre de la mucosa del estoma es temporal y normal, coloque una toalla pequeña mojada con agua fría y bien exprimida dentro de una bolsa de plástico sobre su estoma, comprima y dejará de sangrar.

Si hubiese sangrado y éste persistiera, o si la descarga (heces) del estoma contiene sangre, póngase en contacto con su médico.

Olor

El olor preocupa a muchas personas que tienen un estoma. Hoy en día, las bolsas de ostomía están hechas de una película resistente a los olores, por lo que el olor de las heces fecales queda contenido dentro de la bolsa. Si la bolsa está limpia y se coloca de forma adecuada, solamente olerá al vaciarla o cambiarla. Si nota olor en cualquier otro momento, compruebe el cierre hermético de la bolsa para ver si existen fugas, o si la pinza estuviese sucia deberá lavarse también.

La bolsa debe vaciarse cuando sea necesario y conveniente. Para muchas personas, esto significa hasta cuatro veces al día.

El vaciado regular de la bolsa reduce el riesgo de fugas y puede contribuir a evitar que la bolsa se hinche por estar demasiado llena. Lo mejor es evitar que se sature; cuando la materia fecal llegue a un tercio de la bolsa es momento de vaciarla.

A veces, ciertos alimentos o medicamentos pueden alterar el olor de las heces fecales, recuerde que los alimentos que antes le producían olor, ahora seguirán generándolo.

Gas

La cantidad de gas que produce el aparato digestivo de una persona depende de múltiples factores.

Si tenía exceso de gases antes de la operación, es probable que suceda lo mismo después de la misma.

El gas intestinal se puede deber a la ingestión de aire o al consumo de bebidas gaseosas, el fumar, mascar chicle, masticar con la boca abierta, o hablar mucho, aumenta el volumen de aire ingerido.

A veces, el gas puede ser causado por ciertos alimentos que tal vez deba evitar. Para obtener mayor información, consulte a un especialista (Nutriologo).

Dieta

Tener una ostomía no significa que tenga que seguir una dieta especial. De hecho, muchas personas con enfermedades intestinales deben seguir dietas especiales debido a su enfermedad. En muchos casos, la ostomía permite seguir una dieta normal, sobre todo a personas con colostomía.

Inmediatamente después de la operación, su médico puede recetarle una dieta especial. No obstante, pasado el periodo de recuperación, podrá volver a su dieta habitual.

Existen ciertos alimentos que pueden producir olores o gases. Si esto le preocupa, tal vez deba consumirlos con moderación.

Alimentos que pueden aumentar los olores:

Espárragos, huevo, brócoli, pescado, coles de Bruselas, ajo, col, cebollas, coliflor y ciertas especias.

Alimentos y bebidas que pueden aumentar los gases:

Habas, coliflor, cerveza, maíz, brócoli, pepinos, coles de Bruselas, setas, col, guisantes, bebidas gaseosas y espinacas

Si tiene una ileostomía, el cuerpo necesitará más líquidos que antes de la cirugía. Para no deshidratarse, debe beber a diario cantidades abundantes de agua, jugo u otros líquidos, 2 litros aproximadamente diarios. (Si tiene problemas cardiacos o renales, consulte con su médico antes de aumentar la ingestión de líquidos).

Deberá suprimir los alimentos con un alto contenido en fibras. Los alimentos altos en fibra causan, sobre todo al principio, obstrucciones en el íleon que dificultan la salida de la materia fecal a través del estoma. Por lo menos durante las primeras 8 semanas después de la cirugía y después introducir un alimento alto en fibra a la vez y observar si es tolerado adecuadamente (no deberá producir cólico u obstrucción de la salida de la materia fecal).

Alimentos de alto contenido en fibras:

Apio, frutas secas (como uvas pasas), verduras de cocina china, higos, durazno y chabacano, coco, alimentos con piel o cáscara de difícil digestión, ensalada de col (tales como manzanas, col cruda) sin pelar, papas sin pelar, uvas, setas y embutidos como salchichas, chorizo y moronga, maíz, palo­ mitas de maíz y frutos secos

Diarrea

En cualquier persona la diarrea puede ser provocada por una enfermedad como la gripe o por otras razones igual que antes de la cirugía. Si tiene diarrea puede comer ciertos alimentos que ayudan a espesar las heces fecales. Trate de evitar los alimentos y bebidas que puedan aflojarlas.

Alimentos y bebidas que ayudan a espesar las heces fecales:

  • Mermelada de manzana, crema de cacahuate (cremosa, no espesa), plátanos suero de leche/nata, pan, galletas o bizcochos, queso, papas, alimentos salados, arroz, leche (hervida), tostadas, pasta (de cualquier clase) o yogurth.

Alimentos y bebidas que pueden diluir las heces fecales:

  • Cerveza u otra clase de bebidas alcohólicas
  • Brócoli
  • Frutas frescas (excepto plátanos)
  • Uvas o jugo de uva
  • Ciruelas o jugo de ciruela

Alimentos condimentados

Recuerde que todo esto solo es una sugerencia, siempre consulte a un especialista.

No debe hacer cambios en su dieta, solo que tenga alguna indicación especial.

Consejos de estilo de vida:

  • Si tiene diarrea, beba más líquidos.
  • La diarrea que dure mucho tiempo puede causar deshidratación.
  • En caso de irrigar su colostomía, suspenda la irrigación hasta que desaparezca la diarrea. Una vez desaparecida la diarrea, podrá reanudar su programa normal de irrigación.
  • Coma cuatro malvaviscos grandes para controlar un poco la diarrea.
  • Si no desaparece la diarrea, llame a su médico.

Medicamentos

Si tiene una ileostomía, ciertos medicamentos, entre los que se incluyen las tabletas grandes, las píldoras recubiertas, las cápsulas de efecto retardado y las píldoras del control de la natalidad, pueden pasar sin ser disueltos y/o absorbidos completamente.

Comuníque siempre a su médico, dentista y demás profesionales de la salud que tiene una ileostomía. Por lo general pueden recetarle o ayudarle a escoger presentaciones alternativas del medicamento como son aquellos en suspensión.

Si tiene una ileostomía, no tome nunca laxantes, pues éstos pueden producir un desequilibrio grande de líquidos y electrolitos.

Si tiene una ileostomía o una colostomía, ciertos medicamentos pueden cambiar el color, el olor o la consistencia de las heces fecales. Los medicamentos no recetados, por ejemplo los antiácidos, pueden causar estreñimiento o diarrea.

Los antibióticos pueden diluir las heces fecales más de lo normal e incluso pueden causar diarrea. Si tiene dudas sobre cualquier medicamento que esté tomando, pregunte a su médico.

Baños o duchas

Con una ostomía, usted se puede bañar o duchar como lo hacía antes.

Cuando se bañe se recomienda proteger el equipo de ostomía para prolongar la adherencia del mismo, esto significa que no debe retirar y/o separar la bolsa de la barrera (sistema de 2 piezas) durante el baño ya que el agua diluirá su barrera cutánea y ésta dejará de protegerlo. También se recomienda secar muy bien su equipo por la parte de adelante y de atrás después de bañarse. No olvide que el día que retira todo su equipo puede bañarse y dejar que el agua y el jabón caigan sobre su ostomía y deberá enjuagarse perfectamente bien.

Cuidados de la piel

Es muy importante que la piel periestomal (alrededor el estoma), esté sana y sin lesión. Debe tener el mismo aspecto que la piel de otros lugares del abdomen.

Para impedir problemas en la piel (irritación, hongos, etc.), usted debe tener una barrera cutánea adecuada y una bolsa que se ajusten al diámetro de su estoma y al contorno de su abdomen.

Cada vez que quite la barrera cutánea y la bolsa, fíjese con detalle en la piel periestomal. Si observa enrojecimiento o ronchas, es un hecho que la piel está irritada y puede ser doloroso. Si el problema persiste durante más de dos cambios de bolsa, póngase en contacto con su médico o terapista.

Fuente: Manual de la persona ostomizada hollister

Fecha de actualización: 31/Agosto/2015

Tipos de Cáncer > Cáncer Colorrectal > Manual de la persona ostomizada

Tipos de Cáncer > Cáncer Colorrectal > Manual de la persona ostomizada

Manual de la persona ostomizada.

¿Qué es una colostomía?

Una colostomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en hacer una abertura u orificio por medio del cual un segmento del intestino grueso se saca por la pared abdominal, en donde se fija para permitir el paso de la materia fecal. A esta nueva abertura en el abdomen se le llama estoma.

En una colostomía las heces fecales dejan de evacuarse por el ano y la evacuación se realiza a través del estoma, el cual, al carecer del músculo esfínter impide que la persona pueda controlar la evacuación de forma voluntaria. De manera que la persona necesita llevar una bolsa recolectora adherida a su vientre.

Las colostomías son temporales, cuando existe la posibilidad de restaurar el tránsito intestinal, o permanentes cuando debido a la patología existente no cabe la posibilidad para la reconstrucción.

Tipos de colostomías

Colostomía Ascendente

Realizada en la parte ascendente del colon.

• Salida: Heces fecales líquidas o pastosas.

Colostomía Transversa

Realizada en la parte transversal del colon.

• Salida: Heces fecales pastosas o semiformadas.

Colostomía Descendente

Realizada en la parte descendente del colon.

• Salida: Heces fecales por lo general formadas.

Colostomía Sigmoidea

Realizada en la parte sigmoides del colon.

• Salida: Heces completamente formadas.

NOTA: La determinación de la localización del estoma en el abdomen constituye una parte muy importante de los preparativos de la cirugía.

Posición del estoma de una colostomía

Antes de la cirugía el cirujano determinará, junto con usted, cuál es el mejor sitio para su estoma. Se colocará de modo que usted pueda verlo y cuidar del mismo con facilidad.

Irrigación

La finalidad de la irrigación de una colostomía es permitir a la persona que reentrene su intestino para evacuar siempre a la misma hora. La irrigación es una opción para las personas que tienen una colostomía descendente o una colostomía sigmoidea, siempre y cuando no hayan recibido radiaciones y no estén en tratamiento de quimioterapia. (La irrigación no es recomendable si tiene una colostomía ascendente, transversa o una ileostomía, tampoco si es un niño, adulto joven, anciano y si la ostomía es temporal.)

La irrigación es parecida a un lavado intestinal (enema) a través del estoma. Es muy importante aprender la técnica de irrigación de una persona capacitada. Si está interesado en la irrigación pregunte a su médico, si usted es o no candidato para dicho procedimiento.

Recuerde que no es una opción para todos.

¿Qué es una illeostomía?

En caso de una colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn, el colon puede extirparse quirúrgicamente, junto con el recto y el ano.

Cuando a una persona le hacen una ileostomía, las heces fecales dejan de evacuarse por el ano y se eliminan por la misma. La ileostomía carece de músculo esfínter, por lo que la persona no puede controlar la evacuación de forma voluntaria, y necesita llevar una bolsa recolectora de heces fecales adherida a su vientre.

Por lo general la ileostomía se ubica en el “cuadrante inferior derecho” del abdomen. Ésta es la zona justo debajo de la cintura a la derecha del ombligo. Ubicación de la ileostomía

Heces fecales de una ileostomía

Justo después de la operación quirúrgica, las heces procedentes de una ileostomía son por lo general líquidas y constantes. Sin embargo, a medida que el intestino delgado empieza a adaptarse, las heces se harán más espesas y pastosas, pero nunca será duras ni formadas.

Recuerde que las heces de una ileostomía proceden directamente del intestino delgado, por lo que contienen enzimas digestivas que son muy irritantes para la piel. Por esta razón, la bolsa que lleve puesta debe contar con una barrera cutánea protectora que se adapte al diámetro exacto del estoma.

El estoma en una ileostomía se asemeja al de una colostomía. No obstante, todos los estomas son únicos. Es probable que el suyo sea diferente al de otra persona y seguramente estará inflamado después de la cirugía. Tarda alrededor de 8 semanas en adquirir su tamaño final (desinflamarse).

La piel que rodea el estoma se llama piel periestomal.

En el estoma no existen terminaciones nerviosas, por lo que no duele y debe ser siempre rojo y estar húmedo, se parece al interior de la boca de una persona. También puede sangrar fácilmente especialmente si recibe un golpe o se roza. Este tipo de manchado con sangre de la mucosa del estoma es temporal y normal, coloque una toalla pequeña mojada con agua fría y bien exprimida dentro de una bolsa de plástico sobre su estoma, comprima y dejará de sangrar.

Si hubiese sangrado y éste persistiera, o si la descarga (heces) del estoma contiene sangre, póngase en contacto con su médico.

Olor

El olor preocupa a muchas personas que tienen un estoma. Hoy en día, las bolsas de ostomía están hechas de una película resistente a los olores, por lo que el olor de las heces fecales queda contenido dentro de la bolsa. Si la bolsa está limpia y se coloca de forma adecuada, solamente olerá al vaciarla o cambiarla. Si nota olor en cualquier otro momento, compruebe el cierre hermético de la bolsa para ver si existen fugas, o si la pinza estuviese sucia deberá lavarse también.

La bolsa debe vaciarse cuando sea necesario y conveniente. Para muchas personas, esto significa hasta cuatro veces al día.

El vaciado regular de la bolsa reduce el riesgo de fugas y puede contribuir a evitar que la bolsa se hinche por estar demasiado llena. Lo mejor es evitar que se sature; cuando la materia fecal llegue a un tercio de la bolsa es momento de vaciarla.

A veces, ciertos alimentos o medicamentos pueden alterar el olor de las heces fecales, recuerde que los alimentos que antes le producían olor, ahora seguirán generándolo.

Gas

La cantidad de gas que produce el aparato digestivo de una persona depende de múltiples factores.

Si tenía exceso de gases antes de la operación, es probable que suceda lo mismo después de la misma.

El gas intestinal se puede deber a la ingestión de aire o al consumo de bebidas gaseosas, el fumar, mascar chicle, masticar con la boca abierta, o hablar mucho, aumenta el volumen de aire ingerido.

A veces, el gas puede ser causado por ciertos alimentos que tal vez deba evitar. Para obtener mayor información, consulte a un especialista (Nutriologo).

Dieta

Tener una ostomía no significa que tenga que seguir una dieta especial. De hecho, muchas personas con enfermedades intestinales deben seguir dietas especiales debido a su enfermedad. En muchos casos, la ostomía permite seguir una dieta normal, sobre todo a personas con colostomía.

Inmediatamente después de la operación, su médico puede recetarle una dieta especial. No obstante, pasado el periodo de recuperación, podrá volver a su dieta habitual.

Existen ciertos alimentos que pueden producir olores o gases. Si esto le preocupa, tal vez deba consumirlos con moderación.

Alimentos que pueden aumentar los olores:

Espárragos, huevo, brócoli, pescado, coles de Bruselas, ajo, col, cebollas, coliflor y ciertas especias.

Alimentos y bebidas que pueden aumentar los gases:

Habas, coliflor, cerveza, maíz, brócoli, pepinos, coles de Bruselas, setas, col, guisantes, bebidas gaseosas y espinacas

Si tiene una ileostomía, el cuerpo necesitará más líquidos que antes de la cirugía. Para no deshidratarse, debe beber a diario cantidades abundantes de agua, jugo u otros líquidos, 2 litros aproximadamente diarios. (Si tiene problemas cardiacos o renales, consulte con su médico antes de aumentar la ingestión de líquidos).

Deberá suprimir los alimentos con un alto contenido en fibras. Los alimentos altos en fibra causan, sobre todo al principio, obstrucciones en el íleon que dificultan la salida de la materia fecal a través del estoma. Por lo menos durante las primeras 8 semanas después de la cirugía y después introducir un alimento alto en fibra a la vez y observar si es tolerado adecuadamente (no deberá producir cólico u obstrucción de la salida de la materia fecal).

Alimentos de alto contenido en fibras:

Apio, frutas secas (como uvas pasas), verduras de cocina china, higos, durazno y chabacano, coco, alimentos con piel o cáscara de difícil digestión, ensalada de col (tales como manzanas, col cruda) sin pelar, papas sin pelar, uvas, setas y embutidos como salchichas, chorizo y moronga, maíz, palo­ mitas de maíz y frutos secos

Diarrea

En cualquier persona la diarrea puede ser provocada por una enfermedad como la gripe o por otras razones igual que antes de la cirugía. Si tiene diarrea puede comer ciertos alimentos que ayudan a espesar las heces fecales. Trate de evitar los alimentos y bebidas que puedan aflojarlas.

Alimentos y bebidas que ayudan a espesar las heces fecales:

  • Mermelada de manzana, crema de cacahuate (cremosa, no espesa), plátanos suero de leche/nata, pan, galletas o bizcochos, queso, papas, alimentos salados, arroz, leche (hervida), tostadas, pasta (de cualquier clase) o yogurth.

Alimentos y bebidas que pueden diluir las heces fecales:

  • Cerveza u otra clase de bebidas alcohólicas
  • Brócoli
  • Frutas frescas (excepto plátanos)
  • Uvas o jugo de uva
  • Ciruelas o jugo de ciruela

Alimentos condimentados

Recuerde que todo esto solo es una sugerencia, siempre consulte a un especialista.

No debe hacer cambios en su dieta, solo que tenga alguna indicación especial.

Consejos de estilo de vida:

  • Si tiene diarrea, beba más líquidos.
  • La diarrea que dure mucho tiempo puede causar deshidratación.
  • En caso de irrigar su colostomía, suspenda la irrigación hasta que desaparezca la diarrea. Una vez desaparecida la diarrea, podrá reanudar su programa normal de irrigación.
  • Coma cuatro malvaviscos grandes para controlar un poco la diarrea.
  • Si no desaparece la diarrea, llame a su médico.

Medicamentos

Si tiene una ileostomía, ciertos medicamentos, entre los que se incluyen las tabletas grandes, las píldoras recubiertas, las cápsulas de efecto retardado y las píldoras del control de la natalidad, pueden pasar sin ser disueltos y/o absorbidos completamente.

Comuníque siempre a su médico, dentista y demás profesionales de la salud que tiene una ileostomía. Por lo general pueden recetarle o ayudarle a escoger presentaciones alternativas del medicamento como son aquellos en suspensión.

Si tiene una ileostomía, no tome nunca laxantes, pues éstos pueden producir un desequilibrio grande de líquidos y electrolitos.

Si tiene una ileostomía o una colostomía, ciertos medicamentos pueden cambiar el color, el olor o la consistencia de las heces fecales. Los medicamentos no recetados, por ejemplo los antiácidos, pueden causar estreñimiento o diarrea.

Los antibióticos pueden diluir las heces fecales más de lo normal e incluso pueden causar diarrea. Si tiene dudas sobre cualquier medicamento que esté tomando, pregunte a su médico.

Baños o duchas

Con una ostomía, usted se puede bañar o duchar como lo hacía antes.

Cuando se bañe se recomienda proteger el equipo de ostomía para prolongar la adherencia del mismo, esto significa que no debe retirar y/o separar la bolsa de la barrera (sistema de 2 piezas) durante el baño ya que el agua diluirá su barrera cutánea y ésta dejará de protegerlo. También se recomienda secar muy bien su equipo por la parte de adelante y de atrás después de bañarse. No olvide que el día que retira todo su equipo puede bañarse y dejar que el agua y el jabón caigan sobre su ostomía y deberá enjuagarse perfectamente bien.

Cuidados de la piel

Es muy importante que la piel periestomal (alrededor el estoma), esté sana y sin lesión. Debe tener el mismo aspecto que la piel de otros lugares del abdomen.

Para impedir problemas en la piel (irritación, hongos, etc.), usted debe tener una barrera cutánea adecuada y una bolsa que se ajusten al diámetro de su estoma y al contorno de su abdomen.

Cada vez que quite la barrera cutánea y la bolsa, fíjese con detalle en la piel periestomal. Si observa enrojecimiento o ronchas, es un hecho que la piel está irritada y puede ser doloroso. Si el problema persiste durante más de dos cambios de bolsa, póngase en contacto con su médico o terapista.

Fuente: Manual de la persona ostomizada hollister

Fecha de actualización: 31/Agosto/2015

Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Mayor actividad física asociada con menor riesgo de 13 tipos de cáncer
Un nuevo estudio de la relación entre la actividad física y cáncer ha mostrado que grados mayores de actividad física en tiempo libre estaban asociados con un riesgo menor de padecer 13 tipos diferentes de cáncer. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable reduce los efectos secundarios relacionados con los tratamientos.