Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Dermatólogos urgen alentar el uso de bloqueador solar ante incremento de radiación
Lo que la gente debe recordar es que el daño se acumula, advierte y que al final, aquellas ampollas de las quemaduras solares de la juventud... Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si dejas de fumar y evitas la exposición pasiva al humo del tabaco.

Emociones y Cáncer > Hablando de cáncer con sus hijos > ¿Existen reacciones típicas que deba esperar?

La reacción de un niño a la noticia de la enfermedad de uno de sus padres depende de muchos factores como su edad, su personalidad, su relación con el padre o la madre, la manera en la que se le presente la información, entre otros. Los niños no pueden expresar con palabras cómo se sienten, por lo que se debe prestar atención a sus conductas cotidianas. Por ejemplo: la dependencia de un niño puede hacerse mucho más evidente cuando sabe del diagnóstico de cáncer; un niño que tiende a imaginarse lo peor también puede hacer eso con la enfermedad de su padre; un niño que juega rudamente con sus juguetes cuando está enojado puede hacerse incluso más rudo.

La mayoría de los padres pueden darse una idea de lo que está pasando con sus hijos al observar sus comportamientos; por lo tanto, si nota que ahora sus hijos están peleando más unos con otros puede asumir que ésta es su forma de expresar que están enojados; ante estas situaciones los padres deben manifestar lo que observan con palabras diciendo algo como: "yo sé que todos estamos más preocupados ahora, pero vamos a buscar una forma de hablar de esto en vez de pelear".

En general, se puede esperar que la etapa de desarrollo en la que se encuentran los niños determine su capacidad para entender lo que está sucediendo. Los niños tienden a "retroceder" o parecen actuar más infantiles cuando están bajo estrés. Por ejemplo, un niño que acaba de aprender a ir al baño puede empezar a tener accidentes, un niño que haya ido al preescolar sin ningún problema puede alterarse ante la posibilidad de separarse del padre o la madre, estos problemas pueden agravarse por un tiempo, pero desaparecen cuando sus hijos se adaptan a la situación.

Se sabe que los niños se culpan a sí mismos cuando algo malo sucede; en el caso de una enfermedad como esta, es muy probable que se pregunten si son los causantes. Lo mejor en estas situaciones es hablar del tema, darles información básica sobre la enfermedad y hacerles saber que nadie puede causar que alguien contraiga cáncer.

Otro asunto que podría afectar el comportamiento de sus hijos es su capacidad para confiar en sus padres. Gen eralmente, si son incluidos en la experiencia desde el principio con información verídica en dosis manejables, experimentarán menos ansiedad que si son evadidos, además de que la confianza se incrementará.

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer ,

http://www.cancer.org/espanol/servicios/comocomprendersudiagnostico/fragmentado/despues-del-diagnostico-una-guia-para-los-pacientes-y-sus-familias-how-do-i-cope

Fecha de actualización: 03/Enero/2014


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?