Tipos de Cáncer > Cáncer de Vesícula Biliar > Estructura del órgano

La vesícula biliar es un órgano pequeño, cuya forma se asemeja a la de una pera que se localiza debajo del lóbulo derecho del hígado. El hígado y la vesícula biliar están debajo de las costillas inferiores derechas. La vesícula biliar normalmente tiene entre 8 u 11 cm de longitud y no más de 3 cm de ancho.

La vesícula biliar concentra y almacena la bilis, un líquido que produce el hígado. La bilis ayuda con la digestión de las grasas de los alimentos conforme pasan a través del intestino delgado. El hígado libera bilis directamente a los conductos que la transportan al intestino delgado, o la bilis se almacena en la vesícula biliar, para ser liberada en otro momento. Cuando se está produciendo la digestión de los alimentos (especialmente alimentos grasosos), la vesícula biliar se contrae y va liberando bilis a través de un conducto pequeño que se conoce como conducto cístico. El conducto cístico se une con el conducto hepático, el cual proviene del hígado, para formar el conducto colédoco. El conducto colédoco se une al conducto principal del páncreas (el conducto pancreático) para vaciarse en el duodeno (la primera parte del intestino delgado).

La vesícula biliar es útil, pero no se necesita para vivir. Muchas personas siguen viviendo vidas normales después de extraérseles sus vesículas biliares.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdevesiculabiliar/guiadetallada/cancer-de-vesicula-biliar-what-is-gallbladder-cancer

Fecha de actualización: 29/Noviembre/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Mueren 12 mexicanas al día por Cáncer Cérvico Uterino
* La falta de información, y educación para su prevención es la causa principal de la alta mortalidad de esta enfermedad. Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si dejas de fumar y evitas la exposición pasiva al humo del tabaco.