Tipos de Cáncer > Cáncer de Testículo > Estructura del órgano

El cáncer de testículo es el cáncer que se origina en uno o ambos testículos en hombres jóvenes. Es un tipo de cáncer muy tratable y, por lo general, un cáncer curable.

Los testículos (llamados también testes; a un solo testículo se le llama testis) son parte del sistema reproductor masculino. Estos dos órgano s, que por lo general son algo más pequeños que una pelota de golf en los varones adultos, se encuentran dentro de una bolsa de piel llamada escroto. El escroto cuelga debajo de la base del pene.

Los testículos producen la hormona masculina llamada testosterona. También producen esperma. El conducto deferente transporta las células espermáticas (o espermatozoides) desde los testículos por las vesículas seminales donde se mezclan con el líquido producido por la glándula prostática. Durante la eyaculación, los espermatozoides, el líquido de la vesícula seminal y el líquido prostático entran en la uretra, el conducto en el centro del pene a través del cual salen del cuerpo la orina y el semen.

Los testículos están compuestos de varios tipos de células, y cada una se puede originar en uno o más tipos de cáncer. Es importante distinguir estos tipos de cáncer entre sí porque se tratan de maneras diferentes y tienen distintos pronósticos.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdetesticulo/guiadetallada/cancer-de-testiculo- what-is-what-is-testicular-cancer

Fecha de actualización: 04/Junio/2013

Fecha de modificación: 30/Agosto/2017


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Invitan a los varones a realizarse chequeos médicos constantes
* Recomiendan hábitos saludables como alimentarse sanamente, hacer ejercicio, reducir el estrés, evitar la exposición prolongada al sol, y disminuir el consumo de alcohol Leer más

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.