Tipos de Cáncer > Cáncer de Hueso > Estructura del órgano

Tejido óseo normal

Los huesos forman la estructura que sostiene todo su cuerpo. La mayoría de los huesos son huecos. La parte externa de los huesos consiste en una red de tejido fibroso que se conoce como matriz, en la cual se depositan sales de calcio.

La capa externa dura está compuesta de hueso compacto (cortical), la cual cubre el hueso interior esponjoso de menos densidad. Una capa de tejido fibroso que se conoce como periostio recubre la parte externa de los huesos. Algunos huesos son huecos y contienen un espacio que se llama cavidad medular que contiene el tejido blando llamado médula ósea. Al tejido que reviste la cavidad medular se le llama endostio. En cada extremo de los huesos, hay una zona formada por un tipo de tejido más blando, similar al hueso denominado cartílago.

El cartílago es más blando que el hueso, pero más firme que la mayoría de los tejidos. El cartílago está constituido por una matriz de tejido fibroso mezclada con una sustancia gelatinosa que no contiene mucho calcio.

La mayoría de los huesos comienzan siendo cartílago. Luego, el organismo deposita calcio en el cartílago para formar hueso. Una vez que el hueso está formado, es posible que quede algo de cartílago en los extremos para actuar como un cojín entre los huesos. Este cartílago, junto con los ligamentos y otros tejidos, conecta los huesos para formar una articulación. En los adultos, el cartílago se encuentra principalmente en los extremos de algunos huesos como parte de una articulación. También puede observarse en el tórax, donde las costillas se unen al esternón y en determinadas áreas de la cara. Otras estructuras que contienen cartílago son la tráquea, la laringe (cuerdas vocales) y la parte externa de los oídos.

El hueso en sí mismo es muy duro y resistente. Algunos huesos pueden soportar hasta 1,200 libras por pulgada cuadrada. Es necesario ejercer una presión de entre 1,200 y 1,800 libras para romper el fémur (hueso del muslo). Los huesos en sí contienen dos tipos de células. Los osteoblastos son las células que depositan hueso nuevo, y los osteoclastos son las células que desintegran el hueso viejo. Con frecuencia, parece que los huesos no cambian mucho, pero en realidad son muy activos. En todo el cuerpo, se forma constantemente hueso nuevo y, al mismo tiempo, se desintegra hueso viejo.

En algunos huesos, la médula es únicamente tejido graso. En cambio, en otros, la médula es una mezcla de células grasas y células formadoras de sangre. Las células formadoras de sangre producen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Otras células presentes en la médula incluyen células plasmáticas, fibroblastos y células reticuloendoteliales.

Las células de cualquiera de estos tejidos pueden transformarse en cáncer.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdehuesos/guiadetallada/cancer-de-hueso-what-is-what-is-bone-cancer1

Fecha de actualización: 09/Julio/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Mala atención a secuelas de terapia afecta a sobrevivientes de cáncer
En México hay cerca de un millón de sobrevivientes de cáncer y muchos de ellos padecen secuelas físicas y sicológicas por los tratamientos de quimioterapia y radioterapia, pero no reciben adecuada atención, lo cual merma significativamente su calidad de vida, advirtió el director del Instituto Nacional de Cancerología, Abelardo Meneses. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable reduce los efectos secundarios relacionados con los tratamientos.