Cáncer de tiroides, enemigo silencioso de muchas mujeres

Las edades promedio de muerte por cáncer de tiroides en ambos sexos es entre 68 años para los hombres y 70 años para las mujeres.

2017-12-04

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es una de las primeras causas de muerte en el mundo; en 2012 se le atribuyeron 8,2 millones de muertes. El cáncer de tiroides es una de las patologías cancerígenas menos frecuentes y más agresivas que afecta en mayor grado al género femenino.

En Colombia hasta el 81% de los casos ocurre en mujeres con 1.600 nuevos diagnósticos cada año, mientras se presentan 400 casos en hombres durante el mismo periodo de tiempo.

“Las mujeres son más propensas a padecer este tipo de cáncer, pues una de cada ocho desarrollará un trastorno de la tiroides durante su vida”, afirmó Héctor Posso, especialista médico en Oncología de Bayer, quien además agrega que las causas por las cuales este tumor es más común en la población femenina se desconocen; sin embargo, se sabe que en el país, este es el tercer cáncer más común luego de los tumores malignos de mama y cuello uterino.

Algunos factores de riesgo para padecer esta patología son los antecedentes familiares de enfermedad tiroidea, estar en el rango de edad entre 25 y 65 años y haberse expuesto a radiaciones en cualquier momento de su vida.

Este tipo de cáncer ocurre cuando se detectan tumores o células malignas en la glándula tiroides, que es la responsable de funciones básicas del corazón, cerebro, hígado, entre otras.

“La glándula tiroides, la cual se localiza sobre la tráquea, es parte del sistema endocrino y es fundamental, porque se encarga de la segregación de hormonas que son liberadas al torrente sanguíneo para regular el crecimiento y metabolismo del cuerpo. Además, controla el ritmo de muchas actividades del organismo, entre las cuales se incluyen la velocidad con la que se queman calorías y cuán rápido late el corazón”, agregó el doctor Posso.

Según el Instituto de Cáncer Emory Winship, el 80% de todos los casos de cáncer de tiroides son de tipo papilar, el cual se conoce con este nombre debido a la aparición de una masa o protuberancia (nódulo) en la glándula tiroidea. Esta clase de cáncer tiende a crecer lentamente y en algunas ocasiones puede ser fatal.

La mayoría de los nódulos tiroideos son benignos, pero alrededor de 2 o 3 de 20 son cancerosos. Si este mal es descubierto en una etapa temprana la probabilidad de supervivencia a 5 años es casi del 100%, razón por la cual es vital que la persona acuda a un médico especialista en caso de presentar los siguientes síntomas:

-Dolor en la parte frontal del cuello.

-Ronquera constante o cambios de voz.

-Inflamación en el cuello.

-Tos persistente, diferente a un resfriado.

-Dificultades para tragar o respirar.

-Presencia de un abultamiento en el cuello.

De igual manera, es importante tomar medidas de prevención y realizarse un ejercicio periódico de autoexploración, en el cual se pueden identificar cambios en el tamaño y la forma de la tiroides.

“Palpar el cuello no toma más de diez minutos y evalúa que no existan inflamaciones anormales o dolores asociados que puedan ser indicio de esta enfermedad”, añade el especialista médico; no obstante, el diagnóstico definitivo se obtiene a través de una biopsia de dicho nódulo o después de que éste es removido mediante una cirugía.

TRATAMIENTO Y CALIDAD DE VIDA

En general, los cánceres de tiroides no responden bien a la quimioterapia. Por ello, surgen tratamientos de terapia dirigida que contrario a la quimioterapia convencional que ataca las células que crecen rápidamente (incluyendo las células cancerosas), atacan blancos específicos en las células cancerosas.

Los avances médicos han dado paso a soluciones innovadoras con nuevas terapias que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren esta enfermedad, la cual no sólo tiene un fuerte impacto en la salud, sino también grandes repercusiones psicoafectivas, sociales, y económicas.

Estos nuevos tratamientos son utilizados por pacientes que, en la etapa inicial de su diagnóstico, fueron tratados con yodo radiactivo, fueron operados de la glándula tiroides, pero las células cancerosas se regeneraron.

Este es el caso de Fernando Arango, paciente que desde hace 26 años desarrolló cáncer de tiroides, enfermedad que lo ha acompañado de manera intermitente. A pesar de la extirpación de la glándula, el cáncer ha permanecido en su cuerpo manifestándose en diferentes épocas de su vida y gracias al tratamiento con fármacos orales que ha estado recibiendo su calidad de vida ha mejorado.

En la prevención de este tipo de enfermedades es indispensable visitar periódicamente a un especialista y estar informado sobre los alcances, las medidas de cuidado y las posibilidades de tratar estas anomalías.

Fuente: http://www.hoydiariodelmagdalena.com.co/new/archivos/37217

¿Qué nos dejó la Cumbre de Cáncer WCLS 2017?

El cáncer representa la tercera causa de muerte en México. Jefes de Estado, autoridades de salud, investigadores, médicos y prestadores de servicios de todo el mundo se reunieron en la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer 2017 (WCLS 2017), que por primera vez, se llevó a cabo en la Ciudad de México. Leer Más

Ver Todas

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.