Tipos de Cáncer > Cáncer de Pulmón (Células pequeñas) > Cáncer de Pulmón

Los cánceres de pulmón comienzan en las células que revisten los bronquios y en otras partes del pulmón, como los bronquiolos o los alvéolos.

Se cree que los cánceres de pulmón comienzan como áreas de cambios anormales en el pulmón. Los primeros cambios ocurren en los genes de las mismas células, y pueden causar que éstas crezcan rápidamente. Las células pueden lucir un poco anormales si se observan con un microscopio, pero a este punto no forman una masa o tumor. No se pueden ver con rayos X y no causan síntomas.

Con el paso del tiempo, estos cambios anormales en las células pueden progresar hasta convertirse en un verdadero cáncer. Al irse formando el cáncer, las células cancerosas pueden producir sustancias químicas que causan la formación de nuevos vasos sanguíneos en las áreas vecinas. Estos nuevos vasos sanguíneos nutren las células cancerosas, que pueden continuar creciendo y formar un tumor lo suficientemente grande como para poderse ver en estudios por imágenes, tal como rayos X.

En algún punto, las células del cáncer se pueden desprender del tumor original y propagarse (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo. El cáncer de pulmón a menudo es una enfermedad que puede ser letal porque suele propagarse de esta manera, aún antes de que pueda ser detectado mediante estudios por imágenes, tal como radiografías de tórax.

El sistema linfático

Es importante entender el sistema linfático, ya que éste es una de las maneras por las que el cáncer de pulmón se puede propagar. Este sistema tiene varias partes.

Los ganglios linfáticos son pequeños grupos, en forma de fríjol, de células del sistema inmunitario (células que luchan contra las infecciones) que están conectados por vasos linfáticos. Los vasos linfáticos son similares a venas pequeñas, excepto que transportan un líquido claro llamado linfa (en lugar de sangre) fuera de los pulmones. La linfa contiene exceso de líquido y productos de desecho de los tejidos corporales, así como células del sistema inmunitario.

Las células cancerosas del pulmón pueden ingresar en los vasos linfáticos y comenzar a crecer en los ganglios linfáticos alrededor de los bronquios y en el mediastino (el área entre los dos pulmones). Cuando las células cancerosas del pulmón han alcanzado los ganglios linfáticos, es más probable que se hayan propagado también a otros órgano s del cuerpo. La etapa (extensión) del cáncer y las decisiones sobre el tratamiento se basan hasta cierto punto en si el cáncer se ha propagado o no a ciertos grupos de ganglios linfáticos.

Tipos de cáncer de pulmón

Hay dos tipos principales de cáncer de pulmón:

  • Cáncer de pulmón microcítico (células pequeñas o SCLS, por sus siglas en inglés).

  • Cáncer de pulmón no microcítico (células no pequeñas o NSCLC, por sus siglas en inglés).

(Si un cáncer de pulmón tiene características de ambos tipos, se denomina carcinoma mixto de células pequeñas y células grandes. Esto no es común que ocurra).

Estos dos tipos de cánceres de pulmón se explican por separado debido a que sus tratamientos son muy diferentes.

Cáncer de pulmón células pequeñas (microcítico)

Aproximadamente del 10 al 15 % de todos los cánceres de pulmón son cánceres microcíticos de pulmón. Se denomina así por la apariencia de las células cancerosas. Este cáncer también se conoce como cáncer de células en grano de avena, carcinoma de células avenoides y carcinoma indiferenciado de células pequeñas.

El cáncer de pulmón microcítico a menudo se origina en los bronquios, cerca del centro del pecho, y tiende a propagarse ampliamente a través del cuerpo bastante temprano en el curso de la enfermedad (usualmente antes de que comience a causar síntomas). Las células cancerosas se pueden multiplicar rápidamente y se pueden propagar a los ganglios linfáticos y a otros órgano s, como los huesos, el cerebro, las glándulas suprarrenales y el hígado. Algunas veces, se observan las áreas de propagación del cáncer como tumores grandes en las radiografías y otros estudios por imágenes, aunque puede que no sea visible la propagación temprana a estas áreas (pero sigue allí). Debido a que el cáncer de pulmón microcítico se propaga temprano, la extirpación del tumor en el pulmón rara vez cura el cáncer. Por esta razón, la cirugía se usa pocas veces para tratar el cáncer de pulmón microcítico (y nunca como único tratamiento administrado). Por otro lado, la quimioterapia, la cual puede alcanzar las células cancerosas por todo el cuerpo, es el tratamiento principal para los cánceres de pulmón microcíticos.

Cáncer de pulmón células no pequeñas (no microcítico)

Alrededor del 85% al 90% de los cánceres de pulmón son no microcíticos. Hay tres subtipos principales de este cáncer:

  • Adenocarcinoma .

  • Carcinoma de células escamosas.

  • Carcinoma de células grandes.

Las células de estos subtipos difieren en tamaño, forma y composición química cuando son observadas con un microscopio. Sin embargo, son agrupados en conjunto porque el método de tratamiento y el pronóstico son similares.

Nota: Para mayor información consulte la sección especifica para este tipo de cáncer. El tratamiento para los dos tipos principales de cáncer de pulmón es muy diferente.

Otros tipos de cáncer de pulmón

Además de los dos tipos principales de cáncer de pulmón, puede aparecer otro tipo de tumores en los pulmones.

Los tumores carcinoides del pulmón representan menos de un 5% de los tumores del pulmón. La mayoría son tumores de crecimiento lento que se llaman tumores carcinoides típicos. Por lo general, se curan mediante cirugía. Algunos tumores carcinoides típicos se pueden propagar, aunque usualmente su pronóstico es mejor que el del cáncer de pulmón microcítico o el cáncer no microcítico de pulmón. Los tumores carcinoides atípicos son menos comunes. El pronóstico para estos tumores es en algún punto entre los carcinoides típicos y el cáncer de pulmón microcítico.

Hay otros tumores del pulmón, aún más raros, como los carcinomas adenoides quísticos, hamartomas, linfomas y sarcomas. Estos tumores reciben un tratamiento diferente al tratamiento de la mayoría de los cánceres comunes del pulmón.

Los tipos de cáncer que se originan en otros órgano s (como la mama, el páncreas, el riñón o la piel) a veces pueden propagarse (hacer metástasis) a los pulmones, pero éstos no son cánceres de pulmón. Por ejemplo, el cáncer que se originó en la mama y se propagó a los pulmones, sigue siendo cáncer de mama, no cáncer de pulmón. El tratamiento del cáncer que se ha propagado a los pulmones depende del lugar donde se originó (la localización primaria del cáncer).

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepulmonmicrociticocelulasguiadetallada/

cancerdepulmonmicrociticocelulaspequenaswhat-is-what-is-small-cell-lung-cancer

Fecha de actualización: 15/Abril/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Humo de tabaco es más dañino que el escape de automóviles: especialista
El humo de un cigarro contiene más contaminantes que el escape de un auto y en tal virtud es hasta diez veces más dañino, afirmó el presidente del Consejo Mexicano Contra el Tabaquismo, Juan Zinser Sierra. Leer más

¿Sabías que?

Hay fuertes indicios de que las grasas saturadas y el exceso de calorías añaden un riesgo para desarrollar cáncer.