Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Adquieren en México una unidad de Ciclotrón y Radiofarmacia
Los radiofármacos que se generen con este equipo de alta tecnología se distribuirán a cinco estados de la República... Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si dejas de fumar y evitas la exposición pasiva al humo del tabaco.

Emociones y Cáncer > Estrategias para manejar sus emociones > ¿Cómo recuperar la esperanza?

Las enfermedades como el cáncer, sus tratamientos y todo lo que implican pueden hacer que usted y su familia pierdan la esperanza en recuperar su salud; esto puede hacer que algunos pacientes dejen de tener ciertos cuidados, acudir a sus citas médicas y atender las indicaciones de sus médicos, lo cual desde luego, complica su salud haciendo que la desesperanza crezca cada vez más.

Es importante que trate de mantenerse realista y animado para hacer lo mejor que pueda en la lucha contra el cáncer; a continuación le presentamos algunas herramientas que pueden ayudarle a esto:

  • Establezca relaciones cercanas: es importante establecer buenas relaciones con familiares cercanos, amistades y otras personas importantes en su vida. Aceptar ayuda y apoyo de personas que lo quieren y escuchan hará que se sienta mejor en esta difícil situación. Algunos pacientes y familiares encuentran que estar activos en grupos de apoyo, organizaciones basadas en la fe, y otros grupos locales les proveen sostén social y les ayudan a tener esperanza. Ayudar a otros pacientes y familiares también puede ser de beneficio para usted.
  • Evite ver las crisis como obstáculos insuperables: usted no puede evitar que ocurran eventos que producen mucha tensión, pero si puede cambiar la manera como los interpreta y reacciona ante ellos. Trate de mirar más allá del presente y piense que en el futuro las cosas mejorarán. Busque actividades que lo hagan sentir mejor, mientras se enfrenta a la enfermedad.
  • Acepte que el cambio es parte de su vida: es posible que como resultado de su enfermedad no le sea posible alcanzar ciertas metas o tenga que renunciar a algunas cosas que ha conseguido con mucho esfuerzo. Aceptar las circunstancias que no puede cambiar le puede ayudar a enfocarse en las circunstancias que sí puede alterar.
  • Muévase hacia nuevas metas: desarrolle algunas metas realistas. Haga algo regularmente que le permita moverse hacia sus metas, aunque le parezca que es un logro pequeño. En vez de enfocarse en tareas que parece que no puede lograr, pregúntese acerca de las cosas que sí puede lograr hoy y que le ayudan a caminar en la dirección hacia la cual quiere ir, como por ejemplo recuperar su salud.
  • Lleve a cabo acciones decisivas: en situaciones adversas, actúe de la mejor manera que pueda. Llevar a cabo acciones decisivas es mejor que ignorar los problemas y las tensiones, y desear que desaparezcan.
  • Busque oportunidades para descubrirse a si mismo: muchas veces como resultado de su lucha contra la adversidad, las personas pueden aprender algo sobre sí mismas y sentir que han crecido de alguna forma a nivel personal. Muchas personas que han experimentado tragedias y situaciones difíciles, han expresado tener mejoría en el manejo de sus relaciones personales, un incremento en la fuerza personal aun cuando se sienten vulnerables, la sensación de que su autoestima ha mejorado, una espiritualidad más desarrollada y una mayor apreciación de la vida.
  • Confíe en usted: desarrollar la confianza en su capacidad para resolver problemas y confiar en sus instintos, ayuda a mantener la esperanza.
  • Mantenga las cosas en perspectiva: aun cuando se enfrente a eventos muy dolorosos, trate de considerar la situación que le causa tensión en un contexto más amplio, y mantenga una perspectiva a largo plazo. Evite agrandar el evento fuera de su proporción.
  • Nunca pierda la esperanza: una visión optimista le permite esperar que ocurran cosas buenas en su vida. Trate de visualizar lo que quiere en vez de preocuparse por lo que teme.
  • Cuide de usted: preste atención a sus necesidades y deseos. Interésese en actividades que disfrute y encuentre relajantes. Ejercítese regularmente. Cuidar de si mismo le ayuda a mantener su mente y cuerpo listos para enfrentarse a situaciones que requieren de fortaleza.
  • Enfocarse en las experiencias y en sus fuentes de fortaleza personal del pasado: le puede ayudar a identificar las estrategias que funcionan para usted. Explore las respuestas a las siguientes preguntas sobre sí mismo y sus reacciones a los retos en su vida. Este ejercicio le puede ayudar a descubrir cómo responder efectivamente a eventos difíciles:
¿Qué tipos de eventos le han resultado más difíciles?
¿Cómo le han afectado dichos eventos?
Cuando se encuentra desesperanzado, ¿le ha sido de ayuda pensar en las personas importantes en su vida?
Cuando se enfrenta a una experiencia difícil, ¿a quién ha acudido para que le ayude?
¿Qué ha aprendido sobre sí mismo y sus interacciones con los demás durante momentos difíciles?
¿Le ha ayudado ofrecer apoyo a otras personas que están pasando por una experiencia similar?
¿Ha podido superar los obstáculos, y si es así, cómo?
¿Qué le ha ayudado a sentirse más esperanzado sobre el futuro?
  • Busque apoyo psicológico: existen muchas herramientas para que usted se sienta mejor; acérquese al APOYO EMOCIONAL de INFOCÁNCER llamando al 01 800 22 62 371 o ingresando a nuestro chat de lunes a viernes de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Fuente: Asociación America de Psicología,

http://www.apa.org/centrodeapoyo/resiliencia-camino.aspx#

Fecha de actualización: 27/Noviembre/2015


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?