Tipos de Cáncer > Linfoma Hodgkin (Enfermedad de Hodgkin) > Clasificación por etapas

Una vez que se diagnostica la enfermedad de Hodgkin, se practican diversas pruebas para determinar la etapa (estadio) de la enfermedad (cuánto se ha propagado). El tratamiento y el pronóstico para una persona con la enfermedad de Hodgkin dependen hasta cierto grado tanto en el tipo como en la etapa de la enfermedad.

Por lo general, la enfermedad de Hodgkin se inicia en los ganglios linfáticos. Si se propaga, usualmente lo hace a otro conjunto de ganglios linfáticos adyacentes. También puede invadir (crecer hacia) los órgano s adyacentes. En pocos casos, la enfermedad de Hodgkin se originará en un órgano que no sea los ganglios linfáticos, tal como un pulmón. El sistema actual de clasificación por etapas se basa en estos hallazgos.

La clasificación por etapas se basa en lo siguiente:

  • Su historial médico (si presenta ciertos síntomas).
  • El examen físico.
  • Las biopsias.
  • Los estudios por imágenes que usualmente incluyen una radiografía del tórax, tomografías computarizadas (TC) del tórax/abdomen/pelvis y una tomografía por emisión de positrones (PET).
  • Análisis de sangre .
  • La aspiración de la médula ósea y biopsia (se hace algunas veces, pero no siempre).

Sistema de clasificación Cotswold

Un sistema de estadificación o clasificación por etapas es un método que utilizan los especialistas en cáncer para resumir la extensión de la propagación de un cáncer. El sistema de clasificación para la enfermedad de Hodgkin se conoce como el sistema Cotswold, el cual es una modificación del antiguo sistema Ann Arbor. Tiene cuatro etapas, identificadas con los números romanos I, II, III, y IV.

Si la enfermedad de Hodgkin afecta a un órgano que está fuera del sistema linfático, la letra “E” se agrega a la etapa (por ejemplo, etapa IE o IIE). Si afecta al bazo, se puede añadir la letra S.

Etapa I: cualquiera de los siguientes significa que la enfermedad se encuentra en etapa I:

  • La enfermedad de Hodgkin se encuentra solamente en un área de ganglio linfático o un órgano linfático, tal como el timo (I).
  • El cáncer se encuentra solamente en un área de un solo órgano que está fuera del sistema linfático (IE).

Etapa II: cualquiera de los siguientes significa que la enfermedad se encuentra en etapa II:

  • La enfermedad de Hodgkin se encuentra en dos o más áreas de ganglios linfáticos del mismo lado (superior o inferior) del diafragma (el músculo debajo de los pulmones que separa el tórax y el abdomen [II]).
  • El cáncer se propaga localmente desde un área de ganglio linfático a un órgano adyacente (IIE).

Etapa III: cualquiera de los siguientes significa que la enfermedad se encuentra en etapa III:

  • La enfermedad de Hodgkin se encuentra en áreas de ganglios linfáticos a ambos lados (superior e inferior) del diafragma (III).
  • La enfermedad de Hodgkin se presenta en los ganglios linfáticos sobre y debajo del diafragma, y también se ha propagado a un órgano cercano (IIIE), al bazo (IIIS) o a ambos (IIIES).

Etapa IV: cualquiera de los siguientes significa que la enfermedad se encuentra en etapa IV:

  • La enfermedad de Hodgkin se ha propagado ampliamente a uno o más órgano s fuera del sistema linfático. Puede que haya o no células cancerosas en los ganglios linfáticos adyacentes.
  • Se detecta enfermedad de Hodgkin en órgano s de dos partes distintas del cuerpo (y no en ganglios linfáticos adyacentes).
  • La enfermedad de Hodgkin se encuentra en el hígado, la médula ósea, los pulmones (aparte de estar creciendo allí directamente desde otra localización), o en el líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal).

También se pueden usar otros modificadores para describir la etapa de la enfermedad de Hodgkin:

Enfermedad voluminosa

Este término se usa para describir los tumores en el tórax que son al menos del ancho de 1/3 del tórax o los tumores en otras áreas que son al menos 10 centímetros de ancho. Por lo general, es designada de esta manera al añadir la letra X a la etapa. La enfermedad voluminosa puede requerir tratamiento más intensivo.

A vs. B

A cada etapa también se le puede asignar una letra (A o B). La letra B se añade (etapa IIIB, por ejemplo) si una persona tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso en exceso al 10% del peso normal del cuerpo durante los pasados 6 meses (sin hacer dieta).
  • Fiebre inexplicable de al menos 38°C.
  • Sudoración profusa durante la noche.

Si una persona tiene cualquiera de estos síntomas B, esto usualmente significa que la enfermedad está más avanzada, y a menudo se recomienda un tratamiento más intensivo. Si ninguno de los síntomas B está presente, se le añade a la etapa la letra A.

Enfermedad de Hodgkin resistente o recurrente

Estos términos no son parte del sistema formal de clasificación por etapas, pero los médicos o las enfermeras pueden usarlos para describir lo que está ocurriendo con el linfoma en algunos casos.

Los términos enfermedad resistente o progresiva se utilizan cuando la enfermedad no desaparece o progresa (crece) mientras se encuentra todavía bajo tratamiento.

Enfermedad recurrenteo recaída significa que la enfermedad de Hodgkin al principio respondió bien al tratamiento y desapareció, pero ahora está regresando. Si la enfermedad de Hodgkin regresa, puede que lo haga en el área del cuerpo donde comenzó por primera vez o en otra parte del cuerpo. Esto puede ocurrir poco tiempo después del tratamiento o años más tarde.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/enfermedaddehodgkin/guiadetallada/enfermedad-de-hodgkin-early-staging

Fecha de actualización: 24/Junio/2004


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Científicos revelan la relación entre el metabolismo celular y la propagación del cáncer
La clave está en la fabricación de estos macrófagos más propensos a "robar" azúcar de las células que forman los vasos sanguíneos del tumor. Como resultado, estos vasos sanguíneos se estructurarán más fuertemente, lo que puede evitar que las células de cáncer se propaguen a otros órganos, como detallan los investigadores en un artículo publicado en 'Cell Metabolism'. Leer más

¿Sabías que?

Hay fuertes indicios de que las grasas saturadas y el exceso de calorías añaden un riesgo para desarrollar cáncer.